La 'industria' del secuestro cumplió 43 años y sigue haciéndose de víctimas

La "industria" del secuestro en el futbol cumplió 43 años y en Brasil sigue haciendo víctimas entre los familiares de los astros que destacan en Europa.
 La "industria" del secuestro en el futbol cumplió 43 años y en Brasil sigue haciendo víctimas entre los familiares de los astros que destacan en Europa.

MEDIOTIEMPO | Agencias4 de Octubre de 2006

  • El último caso se registró hoy al desaparecer la hermana mayor de Ricardo Oliveira

La "industria" del secuestro en el futbol cumplió 43 años y en Brasil sigue haciendo víctimas entre los familiares de los astros que destacan en Europa.

El último caso se registró hoy al desaparecer en el norte de Sao Paulo la hermana mayor del delantero Ricardo Oliveira, quien hace un mes pasó del Real Betis español al Milán italiano.

María de Lourdes Silva de Oliveira, de 35 años, fue raptada de su propia casa, durante la madrugada, por dos encapuchados, mientras su esposo y el hijo, de ocho años, quedaron amordazados en uno de los cuartos.

Se trata del octavo caso de secuestro de parientes de futbolistas brasileños y el segundo de una hermana. Los demás tuvieron a las madres como víctimas.

La lista la abrió Marina Lima de Souza, madre de Robinho, quien permaneció en cautiverio entre el 6 de Noviembre y el 17 de Diciembre de 2004, lapso en el que delantero aún militaba en el Santos.

A la misma lista ingresaron las madres de Luis Fabiano, Grafite, Marinho y Rogério. Y la de Kléber, quien fue víctima de un intento de secuestro.

El último de los casos se registró a comienzos de Septiembre pasado y la víctima fue la hermana del lateral izquierdo del club Palmeiras, Michael Anderson Pereira da Silva.

Sheila Pereira da Silva, de 21 años, fue liberada por sus captores nueve días después del secuestro y tras el pago del rescate, pero la Policía recuperó todo el dinero en un operativo en el que mató a uno de los secuestradores y capturó a otros cinco.

El primer antecedente de la "industria" del secuestro en el futbol se remonta al 25 de Agosto de 1963 en Caracas, cuando Alfredo di Stéfano fue tomado por las denominadas Fuerzas Armadas de Liberación durante la disputa de la Pequeña Copa del Mundo.

El astro, conocido como la "Saeta Rubia", fue liberado dos días después cerca de la Embajada española, y desde entonces muchos criminales entendieron que el crimen paga, pues de exigir el equivalente a un puñado de dólares, los secuestradores han pasado a fijar en decenas de miles de dólares el precio por sus víctimas.

Enrique Castro "Quini", que militó en el Barcelona de 1980 a 1984, permaneció en cautiverio 25 días desde el 1 de Marzo de 1981.

Uno de los casos más largos ha sido el del hermano del defensa georgiano Kakha Kaladze, Levan, retenido el 23 de Mayo de 2001 y por cuya liberación los delincuentes pidieron 600.000 dólares.

En Brasil un hecho similar ocurrió el 2 de Mayo de 1994. Edevair de Souza, padre de Romario, desapareció cuando abandonaba un bar de su propiedad. Los captores exigieron siete millones de dólares, pero la Policía desbarató el secuestro, el 8 de Mayo.

Desde entonces, varios futbolistas han denunciado "raptos relámpago", que tienen por objeto pasear a la víctima por varios cajeros automáticos y obligarlos a sacar dinero de sus cuentas.

En Abril de 2000, el colombiano Andrés Estrada fue retenido por desconocidos durante dos días por un grupo rebelde de su país.

El hondureño Henry Suazo, cuyo hermano mayor David ha jugado en el Cagliari italiano, fue secuestrado el 17 de Diciembre de 2002 cuando regresaba de un entrenamiento y liberado 10 días después.

En Argentina se han documentado una veintena de casos entre Enero de 2002 y Agosto de 2004. Entre los más publicitados, la retención durante 24 horas de un hermano del jugador del Villarreal, Juan Román Riquelme; la del padre de Leonardo Astrada, entrenador del River Plate; así como la de Jorge Milito, progenitor de Diego y Gabriel.

Por la liberación de Cristian Riquelme, de 17 años, su hermano pagó 120.000 dólares. Milito, por cuya libertad exigían 200.000 dólares, fue liberado al día siguiente.

En México, el padre del ex guardameta de la Selección Jorge Campos fue retenido el 17 de Febrero de 1999 y liberado el día 23, al parecer después de pagar unos 200.000 dólares.

En Noviembre de 2002, cuando David Beckham aún militaba en el Manchester United, la Policía desbarató un plan de secuestro de su esposa, Victoria Adams.

Fue el segundo intento de estas características que afrontó la pareja. El primero fue en Noviembre de 1999.

En ese mismo mes otro suceso parecido se produjo en Alemania, cuando la Policía frustró los planes de tres individuos de secuestrar a la hija y la esposa del futbolista Mathias Sammer.

[EFE][foto: EFE]

Newsletter MT
Suscríbete a nuestro boletín de noticias deportivas.
No te pierdas
×