Luego de 45, Águilas y Rayos no se hacen daño

Pese a que ambos equipos saltaron al campo con un  planteo que en el papel lucía bastante ofensivo, América y Necaxa empatan 0-0 en la cancha del estadio Azteca, que presenta una regular entrada.

Tomás Castro | MEDIOTIEMPO8 de Octubre de 2006 en el estadio Azteca ante una regular entrada

  • Cerrado duelo en el Azteca
  • Olivera tuvo las mejores opciones

Pese a que ambos equipos saltaron al campo con un  planteo que en el papel lucía bastante ofensivo, América y Necaxa empatan 0-0 en la cancha del estadio Azteca, que presenta una regular entrada.

Luego de 45 minutos de juego, Águilas y Rayos no han podido hacerse daño, sin embargo, el que ha estado más cerca de lograrlo es el Necaxa, que gracias a un par de remates de Olivera puso a temblar a todos los americanistas.

PRIMER TIEMPO

Dispuestos a dar un buen espectáculo, ambos equipos saltaron al terreno de juego, en el cierre de la Jornada 14 del Apertura 2006. En el apartado táctico, ambos técnicos optaron por un 4-4-2, dándole prioridad a la zona delantera, en donde se incorporaban 3 y hasta 4 jugadores en cada avance.

Pese al planteo que daba prioridad a la ofensiva, las oportunidades claras para anotar tardaron en llegar, y fue hasta pasados los 10 minutos de juego que Olivera, solo dentro del área, pero no muy bien apoyado sobre el césped, pudo disparar a gol, mandando su envío por encima del arco de Ochoa.

Por su parte, América tardó un poco más en hacerse presente en el área rival. Esto sucedió cuando Vuoso, cerca de los 25 minutos de partido, recibió el balón y disparó bien, pero Osvaldo Lucas, estirándose al máximo, se cruzó en el viaje del esférico para mandarlo a tiro de esquina. Minutos después, Ochoa se lució, mandando al corner un potente disparo de Olivera que amenazaba con colarse en el rincón derecho del arco crema.

La poca presencia en ataque por parte de las Águilas se debía principalmente a que los dos contenciones del Necaxa, Galindo y Pereira, tenían copado el medio campo, impidiendo que Cuauhtémoc o Mosqueda tomaran el balón con comodidad para servir a sus compañeros. Así, los visitantes nulificaban el 80 por ciento del ataque rival, además de que la pronta recuperación del esférico les permitía ser un poco más peligrosos que sus rivales, pero sin llegar a preocupar seriamente a Ochoa.

Ya para finalizar el primer tiempo, Cervantes se agregó al ataque para intentar un remate de cabeza, sin embargo le salió a las manos de Iván Vázquez, que no sufrió para contener el esférico.

Así, los primeros 45 minutos se diluyeron, dejando lo mejor para la parte complementaria.

[mt]

Newsletter MT
Suscríbete a nuestro boletín de noticias deportivas.
No te pierdas
×