Todo volvió a la normalidad en el Huracán

Lo sucedido el pasado martes en el Huracán, al parecer fue una ilusión óptica para la institución hidalguense, las gradas a tope, el ambiente inmejorable y el equipo blanquiazul desplegando un...
 Lo sucedido el pasado martes en el Huracán, al parecer fue una ilusión óptica para la institución hidalguense, las gradas a tope, el ambiente inmejorable y el equipo blanquiazul desplegando un buen futbol, en esta ocasión no se hicieron presentes; pues la

Luis Alberto Rivera | MEDIOTIEMPO (Corresponsal)Estadio Hidalgo, 14 de Octubre de 2006

  • Volvió a la normalidad la entrada en el Hidalgo
  • Al parecer lo del pasado martes, un espejismo

Lo sucedido el pasado martes en el Huracán, al parecer fue una ilusión óptica para la institución hidalguense, las gradas a tope, el ambiente inmejorable y el equipo blanquiazul desplegando un buen futbol, en esta ocasión no se hicieron presentes; pues la tarde-noche de este sábado, las tribunas del Hidalgo volvieron a lucir semivacías, apenas poco más de 10 mil aficionados.

Además de que la actuación de ambas escuadras dejó mucho que desear, por un lado unos Tuzos sin idea hacia el ataque, con balonazos hacia sus delanteros que la mayoría de las veces terminaban en largos despejes de los jarochos, pues los Tiburones al parecer ignoraron el espectáculo que representa un partido de futbol y vinieron a la Bella Airosa, única y exclusivamente a encerrarse para llevarse un punto.

Tal vez lo que hizo observar este contraste en los hidalguenses, fue que la escuadra que enfrentaron el pasado martes no era digna de una Copa Sudamericana, tal vez fue que el equipo escualo se vino a encerrar, o quizá que el desgaste de jugar 3 partidos en una semana no permitió a los jugadores entregarse al cien; en fin, muchas pueden ser las excusas, pero la realidad es que el partido de esta noche no fue digno de un inmueble como el Huracán, ni de una mercadotecnia como la que rodea al futbol mexicano.

Ambos tiempos fueron insípidos, con un Pachuca que siempre estuvo encima pero que en ningún momento encontró la forma de abrir la defensa jarocha, tuvo que venir un error de la misma para que Juan Carlos Cacho incrustara el balón en el fondo de las redes, pero para mala fortuna de los comandados por Enrique Meza, el Asistente número dos, José Aurelio Pérez anuló la anotación por fuera de lugar, el cual nunca existió.

Contadas fueron las jugadas de verdadero peligro que crearon ambas escuadras, sin duda la más clara fue un balón que le quedó a modo para cabecear a Leobardo López, pero para mala fortuna del equipo Tuzo el balón se estrelló en el travesaño y salió del terreno de juego.

De ahí en fuera, el resto del cotejo fue para el olvido; quizás ahora que viene el cierre del campeonato y los lugares para una posible calificación vayan siendo menos, ambas escuadras opten por tener mas variantes en el ataque y deseos de crear buen futbol.

[mt][foto: Mexsport]

Newsletter MT
Suscríbete a nuestro boletín de noticias deportivas.
No te pierdas
×