Se ganó porque se jugó bien, no por el estado anímico: 'Chelito'

Haber sumado dos victorias consecutivas tras siete descalabros se debe a las modificaciones tácticas del equipo, más no por el estado anímico de La Máquina de Cruz Azul. Así lo consideró este...
 Haber sumado dos victorias consecutivas tras siete descalabros se debe a las modificaciones tácticas del equipo, más no por el estado anímico de La Máquina de Cruz Azul. Así lo consideró este lunes el delantero argentino del cuadro cementero, César Delgad

Sergio Álvarez Reiset | MEDIOTIEMPOCiudad de México, 16 de Octubre de 2006

  • "Ya dije que no soy goleador"

Haber sumado dos victorias consecutivas tras siete descalabros se debe a las modificaciones tácticas del equipo, más no por el estado anímico de La Máquina de Cruz Azul. Así lo consideró este lunes el delantero argentino del cuadro cementero, César Delgado, quien fue autor de los dos goles con los que Cruz Azul venció a Atlas el sábado anterior.

"Creo que se ganó porque se jugó bien al futbol que es importante y la entrega en cada parte de la cancha haciendo también el dos contra uno que por ahí en algunos partidos lo habíamos perdido", comentó el "Chelito" en conferencia de prensa tras la práctica en La Noria.

El atacante restó importancia al hecho de ser él quien haya marcado los dos tantos. De hecho dejó en claro que no es un goleador por lo que en Cruz Azul, no importan quien haga las anotaciones.

"Yo ya dije que no soy goleador, acá no importa quién hace los goles, lo importante es sumar de a tres puntos y nos va a servir para estar allá arriba y para pelear la clasificación.

"Como dije siempre, yo no tengo que demostrar nada a nadie, me tengo que demostrar a mí mismo y trabajar para el bien del equipo", añadió Delgado.

César no se comprometió a decir con quién de los centros delanteros cruzazulinos se acopla más en la delantera. Por tanto, se limitó a comentar que Javier Cámpora, Miguel Sabah y Luis Orozco tienen vistudes similares.

"Los tres son muy diferentes (Cámpora, Sabah y Orozco), pero acá el que decide es el técnico y uno sólo hacer su trabajo.

"Es muy difícil (decir con quién me acoplo mejor), porque los tres juegan de distinta manera, es difícil decir, por eso se habla en la semana. A Orozco más que nada hubo que apoyarlo, darle ánimos y alentarlo dentro y fuera de la cancha para que haga bien su trabajo y gracias a Dios todo salió bien", concluyó.

[mt][foto: Mexsport]

Newsletter MT
Suscríbete a nuestro boletín de noticias deportivas.
No te pierdas
×