Primer lleno en el 'Pirata'; pero el Tiburón Rojo cayó

No era ninguna sorpresa. Más revendedores, más vendedores de productos piratas y antojitos, más gente queriendo entrar al estadio.
 No era ninguna sorpresa. Más revendedores, más vendedores de productos piratas y antojitos, más gente queriendo entrar al estadio.

Diego Hernández Tejeda |MEDIOTIEMPO (Corresponsal)Estadio Luis "Pirata" Fuente, sábado 21 de Octubre del 2006

  • Braulio Luna y Gerardo Torrado intercambiaron camisetas

No era ninguna sorpresa. Más revendedores, más vendedores de productos piratas y antojitos, más gente queriendo entrar al estadio.

Y es que la buena racha de cuatro partidos sin derrota de los Tiburones Rojos y la presencia de Cruz Azul con su "Chelito" Delgado habían logrado una gran convocatoria para el primer lleno del Apertura en el "Pirata".

A las 16:20 horas ya estaba el estadio hasta los topes, y eso que en esta ocasión no hubo promociones por parte de la Directiva veracruzana.

Bueno, solamente le regalaron boletos a su conductor consentido, quizás al que no vierte críticas o por qué no, al mejor de todos.

Habrá que esperar la respuesta del resto de la prensa. Luego, cuando piden apoyo los directivos convocan a todos y no sólo a uno.

Por eso se notó más la ausencia del Tiburón número 1, el Gobernador Fidel Herrera Beltrán, quien se encuentra en gira de trabajo por Francia.

En el palco de prensa, Julio Mora, reportero de El Dictamen y Deporteando de Radio Fórmula, presumía su titulación con 8.

A las 15:00 horas, dos antes del inicio del encuentro seguían las enormes filas para buscar ingresar al estadio. Tras una minuciosa revisión, entrega de productos líquidos y otros, lograban llegar a un buen lugar en el estadio.

Las porras de Cruz Azul, La Sangre, Sangre Sur, Xochimilco y otras tantas más se ubicaron enfrente a la portería del lado sur.

Apoyaron dos horas antes y los 90 minutos.

En la portería norte estaban las porras escualas.

La batucada tampoco dejó de sonar, antes, durante y después del encuentro. Lástima que al final no pudieron festejar la victoria escuala.

Llegó la entonación del Himno a Veracruz.

Abucheos por parte de la mayoría de aficionados para los jugadores cementeros cuando salieron al terreno, pero bien cobijados por sus porras.

Porque esta vez hubo más gente vestida de roja.

Los técnicos, Isaac Mizrahi de Cruz Azul y Pedro Monzón del cuadro local, dialogaban momentos antes del silbatazo inicial de Fabián Delgado.

Ya en el partido, cuando Tressor Moreno y Braulio Luna se juntaban y hacían pases de magia con la pelota, llegaron los olés…una y otra vez.

De pronto Orozco silenció a 25 mil aficionados.

En la segunda parte, el 2-0 de Sabah terminó con las ilusiones de los aficionados jarochos de cuando menos conseguir el empate y que no se viera cortada la racha de 4 partidos sin derrota y no perder el invicto en casa.

Pero esta vez, los abandonó la diosa fortuna.

Tras el silbatazo final, Braulio Luna intercambió su playera con Gerardo Torrado en el momento que una gran muchedumbre bajaba al campo.

En la semana había habido reuniones para informar que los reporteros no podrían hacer entrevistas en el campo al final del partido.

Sin embargo, en la zona mixta un gran número de aficionados que pedían autógrafos y fotos a los jugadores de La Máquina.

Jóvenes con playeras idénticas a la gente de seguridad y con gafetes falsificados eran los que más solicitaban autógrafos y fotos y obstaculizaban el trabajo de los reporteros. Nunca se ha sabido cómo logran ingresar.

Ya afuera del estadio Luis "Pirata" Fuente, todo estaba en ofertas: volovanes, antojitos, fotografías y muchos artículos más.

El carnaval tendrá que esperar hasta el juego contra Chivas.

[mt][foto: Mexsport]

Newsletter MT
Suscríbete a nuestro boletín de noticias deportivas.
No te pierdas
×