La DFB admite que violencia en estadios no está dominada y crea un Comité

La Federación Alemana de Futbol (DFB) admitió hoy que la violencia y el racismo no están erradicados de los estadios, pese al buen balance del pasado Mundial, y creará un Comité para actuar con...
La Federación Alemana de Futbol (DFB) admitió hoy que la violencia y el racismo no están erradicados de los estadios, pese al buen balance del pasado Mundial, y creará un Comité para actuar con más eficiencia, alarmada por los últimos incidentes.
 La Federación Alemana de Futbol (DFB) admitió hoy que la violencia y el racismo no están erradicados de los estadios, pese al buen balance del pasado Mundial, y creará un Comité para actuar con más eficiencia, alarmada por los últimos incidentes.

MEDIOTIEMPO | Agencias31 de Octubre de 2006

  • "El problema de la violencia no está dominado en su totalidad"

La Federación Alemana de Futbol (DFB) admitió hoy que la violencia y el racismo no están erradicados de los estadios, pese al buen balance del pasado Mundial, y creará un Comité para actuar con más eficiencia, alarmada por los últimos incidentes.

"El problema de la violencia no está dominado en su totalidad", afirmó el Presidente de la DFB, Theo Zwanziger, tras convocarse la denominada "cumbre contra la violencia", a raíz de los disturbios protagonizados por gamberros en varios partidos de la Liga regional.

En la reunión, con las cúpulas de la DFB y de la Liga Alemana (DFL), se acordó crear una Comisión de expertos que analizará la problemática, con el objetivo de mejorar la estrategia de clubes y responsables del futbol frente a ese fenómeno.

Asimismo, se establecerá una especie de decálogo, en que constarán los casos de estadios especialmente conflictivos, como el de Dresde, y se trabajará para mejorar la preparación de los expertos y mediadores con aficionados que trabajan en los clubes.

La cumbre se convocó tras los incidentes protagonizados por hinchas violentos en el último partido entre los equipos regionales del Hertha Berlín y el Dínamo Dresde, en el estadio berlinés, en que 23 policías resultaron heridos.

A esos disturbios se unieron los registrados en el estado de Baden-Württemberg (sur del país), asimismo el fin de semana, en que unos treinta aficionados asaltaron el campo de juego.

En el distrito de Siegen-Wittgenstein se suspendieron todos los partidos del fin de semana por casos recientes de violencia en los estadios contra los equipos arbítrales.

Unos días antes, se interrumpió asimismo un encuentro de la Copa Alemana entre el Stuttgarter Kicker y el Hertha Berlín, por agresión a uno de los auxiliares del Árbitro.

Todos esos incidentes suceden a los provocados por los gamberros alemanes en el último partido de calificación para la Eurocopa, entre las selecciones eslovaca y germana, en Bratislava.

Ante esto, Zwanziger admitió que, aunque no puede hablarse de una situación "generalizada" de violencia, sí hay que actuar con mayor determinación, especialmente en las Ligas regionales.

Las organizaciones de aficionados advirtieron asimismo hoy contra el peligro de caer en generalidades sobre la cuestión y recordaron su función como "interlocutores" entre los aficionados y la Policía.

Dar una repercusión excesiva a esos casos es contraproducente, en su opinión, ya que el aficionado normal se siente "estigmatizado", mientras que a los violentos les satisface la notoriedad.

Los proyectos u organizaciones de aficionados se financian con partidas procedentes de la DFB, de la DFL, de las administraciones locales y de los estados federados.

[EFE][foto: EFE]

Newsletter MT
Suscríbete a nuestro boletín de noticias deportivas.
No te pierdas
×