El frío y el partido congelaron las tribunas del Azteca

La gran entrada que registró el estacionamiento del Estadio Azteca no se reflejó en la tribuna de este inmueble para un partido entre Atlante y América, que por lo que se jugaba merecía una mayor...
La gran entrada que registró el estacionamiento del Estadio Azteca no se reflejó en la tribuna de este inmueble para un partido entre Atlante y América, que por lo que se jugaba merecía una mayor asistencia.
 La gran entrada que registró el estacionamiento del Estadio Azteca no se reflejó en la tribuna de este inmueble para un partido entre Atlante y América, que por lo que se jugaba merecía una mayor asistencia.

MEDIOTIEMPO | Agencias4 de Noviembre de 2006

  • Poco más de 20 mil espectadores presenciaron el partido

La gran entrada que registró el estacionamiento del Estadio Azteca no se reflejó en la tribuna de este inmueble para un partido entre Atlante y América, que por lo que se jugaba merecía una mayor asistencia.

Contrario a lo que sucedió hace dos semanas con la visita de Pumas de la UNAM, los principales vías que conducen al "Coloso de Santa Úrsula" lucieron despejadas, a tal grado que un Potro podía haber trotado sobre ella sin ser molestado.

La pasión que alguna vez despertó este encuentro ha quedado en el olvido y eso lo confirmó la pobre entrada de poco más de 20 mil espectadores, la mayoría de ellos vestidos de azul y amarillo.

No obstante lo que estaba en disputa, el partido fue frío en la primera parte, con un América mejor pero que sufrió de la misma enfermedad que lo acosó en Zapopan: la falta de contundencia.

Lo tedioso de las acciones se trasladó a las gradas donde el ambiente, al igual que el clima de esta ciudad, fue frío, demasiado a la expectativa y en momentos apático.

La temperatura tuvo una pequeña variación para la segunda parte, con un duelo más abierto y con llegadas de gol que no terminaron en el fondo de las redes por fallas en la definición y atinadas intervenciones de ambos guardametas.

América tuvo en sus manos el triunfo, sin embargo una vez más el argentino Matías Vuoso, que enfundado en los colores de las Águilas parece más una vaquilla que un toro, dejó ir un remate claro para dejar la pizarra tal y como comenzó.

[ntx][foto: Mexsport]

Newsletter MT
Suscríbete a nuestro boletín de noticias deportivas.
No te pierdas
×