El Lyon se humaniza

La derrota sufrida por el Lyon frente al Rennes (1-0) puso fin a una racha de 14 victorias consecutivas, acabó con un periodo de medio año sin perder y demostró que, en contra de lo que muchos...
La derrota sufrida por el Lyon frente al Rennes (1-0) puso fin a una racha de 14 victorias consecutivas, acabó con un periodo de medio año sin perder y demostró que, en contra de lo que muchos pensaban, el líder francés también es humano.
 La derrota sufrida por el Lyon frente al Rennes (1-0) puso fin a una racha de 14 victorias consecutivas, acabó con un periodo de medio año sin perder y demostró que, en contra de lo que muchos pensaban, el líder francés también es humano.

MEDIOTIEMPO | Agencias6 de Noviembre de 2006

  • Pusieron fin a una racha de 14 victorias consecutivas

La derrota sufrida por el Lyon frente al Rennes (1-0) puso fin a una racha de 14 victorias consecutivas, acabó con un periodo de medio año sin perder y demostró que, en contra de lo que muchos pensaban, el líder francés también es humano.

Los hombres de Gérard Houllier llevaban tanto tiempo sin catar el sabor de la derrota que parecía que esa palabra había desaparecido de su vocabulario.

Hasta el sábado, había que remontarse al 6 de Mayo pasado para encontrar otra derrota lionesa, algo que sucedió frente al Lille en la penúltima Jornada de la pasada liga, cuando el título de Campeones ya estaba en Gerland.

Luego llegaron 18 partidos sin derrota en todas las competiciones, con sólo dos empates y 14 triunfos consecutivos.

El Lyon se negaba a perder y eso que algunos de sus rivales fueron de talla europea, como el Real Madrid, o serios candidatos a acabar con su supremacía doméstica, como el Olympique de Marsella.

En ocasiones, su rechazo de la derrota les llevó a gestas como remontar un gol de desventaja contra el París Saint-Germain a dos minutos del final de un encuentro de Copa de la Liga.

Pero el sábado detuvieron el "cuenta-victorias" y pusieron fin a su condición de invictos.

El equipo dio muestras de cansancio, sobre todo en el centro del campo, y evidenció que cuando la medular no empuja, tiene problemas para perforar la portería contraria.

Si la primera parte fue desastrosa, en el segundo tiempo Houllier supo motivar a sus hombres, que buscaron desesperadamente la portería rival y gozaron de suficientes ocasiones como para, al menos, empatar la contienda. Pero el meta local, Pouplin, fue el mejor de su equipo y se mostró infranqueable.

Juninho Pernambucano estuvo perdido en el campo y terminó expulsado por un codazo a un rival.

Jérémy Toulalan, el otro pulmón del equipo, también denota fatiga y, a sus 23 años, parece comenzar a sentir la presión que se cierne sobre sus espaldas.

El noruego John Carew no es el solvente delantero que creían los dirigentes lioneses y la lesión del brasileño Fred le deja sin recambio.

En cualquier caso, la derrota sufrida por el Lyon no ha creado ninguna señal de alarma en el equipo, que mantiene la primera plaza de la Liga con nueve puntos de ventaja sobre el segundo.

Clasificado para Octavos de Final de la Champions League, los lioneses viajarán en dos semanas al Santiago Bernabéu para dirimirse con el Real Madrid la primera plaza del Grupo.

Para entonces, la derrota contra el Rennes puede ser un vago recuerdo del final de una racha gloriosa o haber abierto una grieta por la que se cuele la palabra crisis.

[EFE][foto: EFE]

Newsletter MT
Suscríbete a nuestro boletín de noticias deportivas.
No te pierdas
×