Se confirmó que habían sido amenazados jugadores de Gimnasia La Plata

El futbol argentino vivió hoy una escandalosa jornada al confirmarse que los jugadores de Gimnasia de la Plata fueron amenazados con ser baleados en las piernas, e incluso asesinados, si...
 El futbol argentino vivió hoy una escandalosa jornada al confirmarse que los jugadores de Gimnasia de la Plata fueron amenazados con ser baleados en las piernas, e incluso asesinados, si triunfaban sobre Boca Juniors.

MEDIOTIEMPO | Agencias9 de Noviembre de 2006

  • Ayer se reanudó el Gimnasia-Boca Juniors con victoria xeneize

El futbol argentino vivió hoy una escandalosa jornada al confirmarse que los jugadores de Gimnasia de la Plata fueron amenazados con ser baleados en las piernas, e incluso asesinados, si triunfaban sobre Boca Juniors.

El bochorno que cubre al torneo pampero comenzó el 10 de Septiembre, cuando el partido entre Gimnasia y Boca Juniors tuvo que ser suspendido ante las amenazas que el dueño del club platense, Juan Muñoz, propinó al árbitro Daniel Giménez.

Faltaban por completar 45 minutos de un juego que se concretó anoche en medio de sospechas de arreglos extradeportivos que lograron que los boquenses golearan en tiempo récord por 4-1 a un inexistente Gimnasia.

El triunfo de Boca le permitió consolidar su posición de líder en el Torneo Apertura, con 35 puntos, y dejar abajo con 31 unidades a Estudiantes y a River Plate.

Las especulaciones sobre el partido se alimentaron durante la semana, ya que Gimnasia y Estudiantes son los equipos rivales de la ciudad de La Plata.

De haber ganado el partido, Gimnasia le hubiera facilitado a Estudiantes la posibilidad de ganar el campeonato, pero si perdía, como ocurrió, afectaría a su histórico enemigo.

Por eso, en los días previos al partido grupos de fanáticos advirtieron a los jugadores de Gimnasia que les darían "un tiro en cada pierna" si le ganaban a Boca Juniors, o que podrían ser asesinados.

"Con Boca hay que perder sí o sí", les dijeron 22 integrantes de la porra del plantel que irrumpieron con armas en la concentración que el equipo realizó el martes por la noche, según se dijo.

Las sospechas de las amenazas fueron confirmadas hoy por Ariel Franco, defensor de Gimnasia, quien explicó que "vivimos una situación que como jugador nunca había vivido. Fue más que obvio lo que se vio".

El jugador dijo que "algo pasó, esto no es nuevo, pero no vamos a dar detalles. Jugamos el partido con una sensación rara y atemorizados en el sentido de lo que vivimos, el de ayer no fue un partido normal".

[ntx][foto:EFE]

Newsletter MT
Suscríbete a nuestro boletín de noticias deportivas.
No te pierdas
×