Amenazados de muerte jugadores que lesionaron a porteros del Chelsea

Ibrahima Sonko y Stephen Hunt, los jugadores del Reading que lesionaron a los metas del Chelsea, Peter Cech y Carlo Cudicini, han denunciado que han recibido amenazas de muerte.
Ibrahima Sonko y Stephen Hunt, los jugadores del Reading que lesionaron a los metas del Chelsea, Peter Cech y Carlo Cudicini, han denunciado que han recibido amenazas de muerte.
 Ibrahima Sonko y Stephen Hunt, los jugadores del Reading que lesionaron a los metas del Chelsea, Peter Cech y Carlo Cudicini, han denunciado que han recibido amenazas de muerte.

MEDIOTIEMPO | Agencias16 de Noviembre de 2006

  • "Te vamos a matar por lo que le hiciste a nuestros jugadores"

Ibrahima Sonko y Stephen Hunt, los jugadores del Reading que lesionaron a los metas del Chelsea, Peter Cech y Carlo Cudicini, han denunciado que han recibido amenazas de muerte.

Cech sufrió una fractura craneal, por el rodillazo que le propinó Hunt en el primer minuto del encuentro de la Liga inglesa que enfrentó a ambos conjuntos, el pasado 14 de Octubre.

Cudicini, que sustituyó al guardameta checo, también acabó en el hospital, tras chocar con Sonko, en el último minuto del encuentro, y necesitó oxígeno para recuperar la conciencia.

El técnico del Chelsea acusó a Hunt y Sonko de haber sido antideportivos y dijo que ambos accidentes se podían haber evitado.

Un mes después, los dos futbolistas del Reading han denunciado que han recibido varias cartas con amenazas de muerte en el campo de entrenamiento del club.

Un Portavoz policial dijo hoy a la BBC que el Reading está colaborando en las investigaciones, mientras que el Chelsea considera que no hay dato alguno que le relacione con las amenazas.

"Naturalmente, condenamos cualquier amenaza y colaboraremos con la Policía si ésta lo requiere, pero no hay nada que sugiera que provienen de auténticos aficionados del Chelsea", dijo un Portavoz del club londinense.

Sin embargo, según publica el Reading Chronicle, en una de las cartas dirigidas a Hunt ponía: "Te vamos a matar por lo que le hiciste a nuestros jugadores".

Ambos futbolistas se tomaron a broma la primera misiva, que incluso colgaron en la puerta del vestuario del campo de entrenamiento, pero cuando llegaron las siguientes, se lo comunicaron al club y éste acudió a la Policía. 

[EFE][foto: EFE]

Newsletter MT
Suscríbete a nuestro boletín de noticias deportivas.
No te pierdas
×