En duelo de alarido, América sufrió pero echó al Atlas y está en Semis

Fueron al menos tres golazos en toda la extensión de la palabra, hubo una buena entrada en el Estadio Azteca y por si fuera poco, se vio una de las más importantes reacciones del América para...
Fueron al menos tres golazos en toda la extensión de la palabra, hubo una buena entrada en el Estadio Azteca y por si fuera poco, se vio una de las más importantes reacciones del América para conseguir su pase a la Semifinal. El Águilas-Atlas puede s
 Fueron al menos tres golazos en toda la extensión de la palabra, hubo una buena entrada en el Estadio Azteca y por si fuera poco, se vio una de las más importantes reacciones del América para conseguir su pase a la Semifinal. El Águilas-Atlas puede s

Sergio Álvarez Reiset | MEDIOTIEMPOEstadio Azteca, 26 de Noviembre de 2006

  • Golazos, buen ritmo y mucha tensión
  • América estuvo eliminado 14 minutos

Fueron al menos tres golazos en toda la extensión de la palabra, hubo una buena entrada en el Estadio Azteca y por si fuera poco, se vio una de las más importantes reacciones del América para conseguir su pase a la Semifinal. El Águilas-Atlas puede ser calificado como uno de los mejores o el mejor duelo hasta el momento del  torneo Apertura 2006.

Y ahora, a gozar. Habrá Clásico en Semifinales ya que América quedó como "UNO" en las Semis tras la eliminación de Cruz Azul y Pumas, por lo que enfrentará a Chivas que es el "CUATRO".

PRIMER TIEMPO

Luis Fernando Tena dijo que no habría una marca especial para el zaguero del Atlas Andrés Guardado, tal vez después de la primera parte reconsideró su postura. Y es que el jugador tuvo ingerencia en los tres goles con los que los Rojinegros se fueron adelante en el marcador global.

Prácticmente, Guardado se encargó de echar abajo el buen trabajo que las Águilas habían construido en el juego de ida tras el cual, el marcador favorecía a los de Coapa 3-1. Marcó el primero y mandó los centros para los dos siguientes.

El juego, hasta ese momento, parecía copia fiel del encuentro de hace un año, en el que los Tigres llegaron al Azteca para reponerse de  una desventaja de tres goles.

El tercer tanto atlista, a cargo del Manuel "Tripa" Pérez, fue muy a la Maxi Rodríguez en el Mundial de Alemania 2006 y con el que México quedó eliminado de la justa. Prendió de derecha y lo escondió en el ángulo superior izquierdo de la cabaña de Guillermo Ochoa.

Hasta ese momento, Atlas había dado el partido perfecto, el soñado por así decirlo. Por tanto, el técnico del Atlas, Rubén Omar Romano subestimó a la ofensiva de las Águilas e hizo tres cambios defensivos con los que pensaba mantener el marcador favorable.

Por difícil que parezca, la historia cambiaría mucho en los 45 minutos que restaban.

SEGUNDO TIEMPO

Si no parecía que iba ayudar en lo futbolístico, al menos para reclamarle al árbitro el ingreso de Cuauhtémc Blanco estaba justificado. Pero no sólo en eso ayudó el ingreso del "10" americanista. Blanco se encargó de hacer el primer gol con el que América volvió a creer en sí mismo.

Disparó de media distancia y la colocó en el fondo de las redes; golazo de bandera como el del "Tripa" Pérez al final del primer tiempo para el 1-3 en este duelo y el 4-4 en el global y este resultado permitía avanzar a los azulcremas a la siguiente ronda, pero no se conformaron con eso.

Tres minutos más tarde, el paraguayo Salvador Cabañas también haría de las suyas. Recibió un centro del "Popino" Cuevas, ingresado para la segunda mitad, y marcó un golazo con una jugada de filigrana dentro del área... el estadio también despertó. La aparente pasividad de los asistentes se modificó por un "olé, olé" que aturdía los oídos y que mermaba el ánimo de los visitantes un poco más a cada instante.

Fue un América totalmente distinto para el segundo tiempo; ya con el ánimo hasta el cielo, nuevamente Cuauhtémoc dejó de taquito un pase al "Gringo" Castro que centró desde la derecha para que Juan Pablo Santiago, en su afán de cortar la pelota, acabara anotando en su propio arco para el 3-3 (6-4 global).

Obviamente, Atlas ya nada podía hacer debido a que sus jugadores de ataque ya estaban en la banca. Aunque nunca salió de su banca, durante los 90 minutos de juego, el técnico de las Águilas, Luis Fernando Tena, tendrá mucho que reflexionar durante la semana, ya qe su próximo rival, el la Semifinal del Apertura 2006, serán las Chivas del Guadalajara, equipo con el que existe un odio deportivo intenso y el que por cierto, le debe una a las Águilas del América.

ARBITRAJE

Bastante bueno de Armando Archundia, preciso y conciente de la intensidad que debía tener este partido. No influyó para nada y ayudó a que viéramos un excelente espectáculo.

[mt][foto: Mexport]

Newsletter MT
Suscríbete a nuestro boletín de noticias deportivas.
No te pierdas
×