La familia Luna Polo, apasionados Rojinegros

No cabe duda que su inclinación es verdadero sentimiento y no tendencia por el empuje de las mayorías.
 No cabe duda que su inclinación es verdadero sentimiento y no tendencia por el empuje de las mayorías.

Sergio Álvarez Reiset | MEDIOTIEMPOEstadio Azteca, 26 de Noviembre de 2006

  • Inviertieron casi 2 mil pesos para venir al DF

No cabe duda que su inclinación es verdadero sentimiento y no tendencia por el empuje de las mayorías.

Prueba de ello es que la familia Luna Polo viajó desde Guadalajara, Jalisco, para ver a su Atlas con la intención de que derrotaran a las Águilas del América en los Cuartos de Final de Apertura 2006.

Carlos, Diego y Karla formaron parte de la escasa afición que se dio cita al Estadio Azteca, para apoyar a los Rojinegros en el juego ante el América. Aunque su pasión no es de antaño, ya que data de sólo hace ocho años, Carlos asegura que decidió apoyar a los Rojinegros y no a las Chivas, debido a que Atlas juega bonito y Chivas, es un equipo de las multitudes.

"Venimos de Guadalajara, tenemos parientes aquí que nos prestan la casa, llegamos desde el viernes y venimos únicamente para ver el partido, es un largo viaje pero nos encanta venir a ver al Atlas", comentó a su llegada al Coloso de Santa Úrsula, 30 minutos ante de que iniciara el juego.

Si bien en su tierra natal juegan, además del Atlas, las Chivas del Guadalajara, que es uno de los equipos de más empuje en el futbol mexicano, Carlos ve en ambas escuadras una diferencia de peso que lo hizo inclinarse por los Rojinegros.

-¿Por qué irle al Atlas y no a las Chivas, siendo que ambos equipos son de su ciudad?- "Por el gusto al juego, en serio que yo si creo que el Atlas juega muy bonito, siempre ha jugado muy bonito y el Guadalajara no tanto, Chivas es más como tradición, pero no es lo mismo", comenta Carlos de 25 años.

Para acompañar a su equipos, los tres aficionados tuvieron que invertir cerca de dos mil pesos, además de ocho horas de viaje en automóvil.

Ocho cientos pesos de gasolina y casetas desde Guadalajara, tres cientos pesos de las entradas y el resto en alimentos y viáticos para los lugares visitados.

En la grada norte, donde suele colocarse la barra visitante, pudieron observarse a poco más de dos cientos aficionados atlistas, contra los cerca de 50 mil asistentes americanistas que se dieron cita al Estadio Azteca.

[mt][foto: Sergio Álvarez]

Newsletter MT
Suscríbete a nuestro boletín de noticias deportivas.
No te pierdas
×