Con todo, Chivas va a la Final echando a su archirival, el América

Una vez más las Chivas Rayadas del Guadalajara están en una Final. Si bien disputaron la última en el Clausura 2004, ésta tendrá un mejor sabor, ya que para llegar a ella dejaron en el camino a su...
Una vez más las Chivas Rayadas del Guadalajara están en una Final. Si bien disputaron la última en el Clausura 2004, ésta tendrá un mejor sabor, ya que para llegar a ella dejaron en el camino a su acérrimo rival: las Águilas del América con un 2-0 global.
 Una vez más las Chivas Rayadas del Guadalajara están en una Final. Si bien disputaron la última en el Clausura 2004, ésta tendrá un mejor sabor, ya que para llegar a ella dejaron en el camino a su acérrimo rival: las Águilas del América con un 2-0 global.

Sergio Álvarez Reiset | MEDIOTIEMPOEstadio Azteca, 3 de Diciembre de 2006 ante un lleno total

  • Chivas tuvo equilibrio y no renunció al frente

Una vez más las Chivas Rayadas del Guadalajara están en una Final. Si bien disputaron la última en el Clausura 2004, ésta tendrá un mejor sabor, ya que para llegar a ella dejaron en el camino a su acérrimo rival: las Águilas del América con un 2-0 global.

Tal parece que el estratega del Rebaño aprendió bien de lo ocurrido en los Cuartos de Final, donde La Máquina le hizo ver su suerte por cuidar su marcador en exceso.

Si bien no fueron al cien por ciento propositivas, en esta ocasión las Chivas no renunciaron al ataque y tuvieron el tiento suficiente para mantener el marcador en cero.

La mayor diferencia fue tal vez, que las Chivas llegaron sumamente acopladas a su estilo de juego, además de una infinidad de virtudes futbolísticas de sus veloces jóvenes, combinado con la experiencia y certeza de su arquero Oswaldo Sánchez.

PRIMER TIEMPO

La presión que había para este duelo comenzó por evidenciarla el técnico americanista Luis Fernando Tena, quien pese a su costumbre reciente de quedarse en el banquillo y cederle su posición a los auxiliares, optó en esta ocasión por ser él quien alentara a los jugadores al filo de la línea de cal.

Para desgracia de los locales, Chivas inició con tres contragolpes en igual número de minutos, dos de ellos fueron tiros desviados del "Bofo" y Ramón Morales.

Fue Alvin Mendoza el encargado de suplir la ausencia de Germán Villa –quien fue expulsado en el juego de ida-, pero la ausencia del contención titular dejó muy mal parado a Alejandro Argüello, quien fue visiblemente superado por Adolfo Bautista. Al menos en la primera mitad perdió en cinco ocasiones el balón debido a la habilidad del "100" tapatío. A lo anterior, se sumó la velocidad de Alberto Medina y Omar Bravo, que hicieron ver su suerte a los defensas azulcremas.

En resumidas cuentas, la presión llevó a los americanista a la impresión en cada toque de balón, ya que tenían por remontar aún los dos goles de desventaja del juego de ida.

El hambre por ver resultados llevó a Tena a ingresar a Nelson Cuevas, en sustitución de Alvin, quien poco aportó hasta ese momento por el sector izquierdo.

Sin embargo fue el defensa de Chivas, Diego Martínez, quien robó un alarido a los presentes al disparar al marco a sólo un minuto del descanso, tiro que rechazó Guillermo Ochoa.

Al vestidor, América se llevó únicamente el consuelo del remate de cabeza de Matías Vuoso que se estrelló en un poste al 45 cuando tenía el arco abierto, y muchos, pero muchos aspectos que corregir en lo futbolístico y en lo anímico.

SEGUNDO TIEMPO

Sacar a un central e ingresar a un delantero al minuto 70, fue clara prueba de que las combinaciones en el ataque no habían sido suficientes para el América. Claudio López sustituyó a Duillo Davino con la esperanza de que el ataque se viera fortalecido, lo cual no ocurrió.

Hasta en la propia grada del Estadio Azteca el cuadro de Coapa fue superado, ya que los vítores en la última parte del juego fueron superiores para el Rebaño Sagrado.

Chivas terminó por hacer un juego inteligente, sin renunciar al ataque, como ocurriera en los Cuartos de Final ate Cruz Azul, pero con el recato necesario para cuidar la ventaja conseguida en casa.

De hecho, en los instantes finales del juego, ya cuando América se volcaba al frente sin conseguir el peligro necesario, Chivas generó dos jugadas de franco peligro, una atajada por Ochoa y una más por error de Sergio Santana quien perdonó solo frente al arco.

El futuro para las Chivas no es nada fácil, ya que tendrán que medirse ante la experiencia de los Diablos Rojos del Toluca equipo manejado por la experiencia del técnico argentino Américo Gallego, que, a diferencia del "Chepo" de la Torre, tiene un colmillo largo y retorcido; sin embargo, el Rebaño es sin duda el mejor equipo de la Liguilla y llegan más que embalados, con un hambre de título impresionante.

ARBITRAJE

Bastante bueno de Germán Arredondo, coherente y con gran criterio. Supo controlar la rispidez que por momentos alteraba al juego y no permitió a los jugadores rojiblancos hacer tiempo deliberadamente.

[mt][foto: Mexsport]

Newsletter MT
Suscríbete a nuestro boletín de noticias deportivas.
No te pierdas
×