Peticiones decembrinas a los que cumplen deseos

EN CUANTO A NUESTRO FUTBOL, QUEREMOS, PARA ESTE 2007… Por el bien del soccer mexicano -principalmente del de sus futbolistas, que no son máquinas sino seres humanos- un calendario racional (que...
EN CUANTO A NUESTRO FUTBOL, QUEREMOS, PARA ESTE 2007…

Por el bien del soccer mexicano -principalmente del de sus futbolistas, que no son máquinas sino seres humanos- un calendario racional (que contemple fechas y ritmos de todas las competencias) que e
 EN CUANTO A NUESTRO FUTBOL, QUEREMOS, PARA ESTE 2007… Por el bien del soccer mexicano -principalmente del de sus futbolistas, que no son máquinas sino seres humanos- un calendario racional (que contemple fechas y ritmos de todas las competencias) que e

Alfredo Naime | MEDIOTIEMPO5 de Diciembre de 2006

  • Deseos para el futbol mexicano

EN CUANTO A NUESTRO FUTBOL, QUEREMOS, PARA ESTE 2007…

  • Por el bien del soccer mexicano -principalmente del de sus futbolistas, que no son máquinas sino seres humanos- un calendario racional (que contemple fechas y ritmos de todas las competencias) que evite el que un equipo juegue 30 partidos en menos de 100 días, necesitando diseñar "equipos alternativos", que si bien son de respetarse, son también versiones mermadas que se la juegan al milagro de un empate.
  • Un estilo nuevo de arbitraje, en donde el buen criterio armonice con el reglamento, sin que este sea aplicado a rajatabla. Un arbitraje que comprenda que no necesariamente cada vez que un jugador va al suelo es falta, ni tampoco un intento de "engaño". Un arbitraje impartido, preferentemente, por silbantes que hayan jugado este noble deporte.
  • Una Selección Mexicana en que las verdaderas noticias de interés surjan de su rendimiento, de sus marcadores, de sus logros, y no de los desplantes de su Director Técnico. Un Tri cuyo centro y razón de ser sea México y sólo México (y ojo: los naturalizados son mexicanos).
  • Un sistema de competencia que fomente y posibilite el que, torneo a torneo, sea Campeón el equipo con más y verdaderos merecimientos. Es decir, uno en el que impere la justicia deportiva y no la mera "legalidad" del procedimiento (esa que elimina cualquier reclamo con un "todos aceptaron estas reglas desde el inicio").
  • Unos narradores televisivos que regresen a lo que es importante: develar la esencia del juego, porque lo evidente del transcurso de cada partido es captado sin dificultad por la audiencia. Profesionales de la crónica que antepongan lo que sucede en la cancha a sus irrefrenables "ocurrencias" de todo tipo (chistarrajos, anécdotas personales y apodos tan artificiales que en ocasiones hasta es necesario explicarlos).
  • Unos directivos que salgan menos en las fotos y que ahora sí, por fin, se empeñen en una verdadera planeación de nuestro futbol, fruto de reflexiones inteligentes y esenciales. Tal vez así manden al olvido el bochornoso aserto que asegura que, quien falla groseramente con la pelota, es porque "le pegó como directivo".
  • Y finalmente, pero de lo más importante… Unas barras bravas, que tengan siempre presente que son tres los resultados posibles en cada encuentro de futbol: ganar, empatar y perder. Ningún acto de violencia puede cambiar esto. Y aunque a nadie guste, entender que la tercera opción siempre está latente, porque la derrota de aquel es siempre la victoria de este… y viceversa.

¿Cuánto de esto podrán (querrán, sabrán, intentarán) concedernos, quienes en nuestro futbol están en posibilidad de cumplir deseos?

[mt][foto: Mexsport]

Newsletter MT
Suscríbete a nuestro boletín de noticias deportivas.
No te pierdas
×