La afición y la Minerva, recibieron a Chivas como héroes

¡Los recibieron como héroes! Desde el aeropuerto Miguel Hidalgo hasta la entrada de la ciudad, se realizó una vaya humana para recibir a los jugadores del Guadalajara y agradecerles por la...
 ¡Los recibieron como héroes! Desde el aeropuerto Miguel Hidalgo hasta la entrada de la ciudad, se realizó una vaya humana para recibir a los jugadores del Guadalajara y agradecerles por la obtención del onceavo Campeonato en la historia del club.

Alexander Jiménez | MEDIOTIEMPO (corresponsal)Guadalajara, Jalisco. 10 de Diciembre del 2006

  • Emociones a tope en la Perla Tapatía
  • Oswaldo, como siempre, salió al último del autobús

¡Los recibieron como héroes! Desde el aeropuerto Miguel Hidalgo hasta la entrada de la ciudad, se realizó una vaya humana para recibir a los jugadores del Guadalajara y agradecerles por la obtención del onceavo Campeonato en la historia del club.

En todos los viajes que hizo el equipo a jugar a las diferentes partes del país, Oswaldo Sánchez era el último en abandonar el autobús y ahora no fue la excepción, pues una vez que llegaron a La Minerva, los familiares del de jugadores y directivos bajaron primero para luego, hacer lo propio los jugadores siendo el último, como en cada viaje, el arquero Oswaldo Sánchez Ibarra.

El cancerbero fue el más ovacionado, es un ídolo y así lo confirmó el recibimiento que le dio la afición a Oswaldo, quien dedicó el título a su padre Don Felipe Sánchez (qepd) y no paró en llanto desde que ganaron el Campeonato hasta hace unos momentos que levantó el trofeo que les acreditaba el título del Apertura 2006.

"Estoy muy contento, es indescriptible el recibimiento que nos da la afición...", tomaba aire, las lagrimas estaban a punto de traicionarlo porque "esto es lo que quería mi padre, se lo prometí y la verdad que no sé como decir lo que siento, perdón", decía con los ojos rojos, a punto del llanto al ver cómo lo vitoreaba la gente y sobre todo, al recordar a su padre "que en gloria este y seguro estoy que está contento".

Por su parte, Jonny Magallón, el hombre de hierro que jugó todo los minutos del torneo regular y de la Liguilla, señaló que el título obtenido "es una gran bendición, es un logro para mi carrera, estoy muy contento por todo lo que se me dio en el torneo, quiero dedicárselo a toda la gente de Ocotlán, a mi familia, a mi novia y a todos los aficionados, la verdad estoy muy contento por todo y hay que celebrar porque esto no es todo los días".

La afición enloqueció, vibró en grande cuando los jugadores aparecieron, festejaron en grande cantando "Cielito lindo", "El Rey" y demás, al tiempo que los juegos pirotécnicos iluminaban el cielo de la Perla Tapatía.

La algarabía que se vivía era indescriptible, había lágrimas por doquier en un ambiente familiar, que cabe resaltar, se dio gracias al gran trabajo de la Policía de Guadalajara, de Vialidad y de personal interno de la empresa de Jorge Vergara.

El campeonato es un trabajo de equipo, "porque todos hemos participado de una u otra forma, este logro es de todos y el título es para la afición. Esta afición es la más grande en todo, no recuerdo haber visto una manifestación de este tipo, de esta entrega, de este corazón que nos han dado y estamos contentos por el recibimiento que nos dan, gracias a toda la afición y a su fe ciega".

"Queremos disfrutar todo, mañana ya veremos, ahora hay que festejar y mañana pensaremos en qué sigue, porque los jugadores tienen vacaciones y se lo merecen, ahora hay que festejar el momento, el campeonato y que sean muchos más", señaló el Vicepresidente Néstor de la Torre.

[mt][foto: EFE]

Newsletter MT
Suscríbete a nuestro boletín de noticias deportivas.
No te pierdas
×