Ocho apuntes a propósito del Toluca-Chivas

-Las estadísticas, útiles para la planificación estratégica de tantas cosas, sirven para casi nada durante los 90 minutos de un partido. ¿Quién se acuerda ahora, o a quién le importa, que Chivas...
 -Las estadísticas, útiles para la planificación estratégica de tantas cosas, sirven para casi nada durante los 90 minutos de un partido. ¿Quién se acuerda ahora, o a quién le importa, que Chivas no había ganado en La Bombonera durante años, en un titipuch

Alfredo Naime Padua | MEDIOTIEMPO11 de Diciembre de 2006

  • Chivas y Diablos saben mucho de equilibrio

-Las estadísticas, útiles para la planificación estratégica de tantas cosas, sirven para casi nada durante los 90 minutos de un partido. ¿Quién se acuerda ahora, o a quién le importa, que Chivas no había ganado en La Bombonera durante años, en un titipuchal de partidos?

-La afición de Chivas, recurrentemente hostil con el "Maza" Rodríguez durante ya varios torneos, se acordará en adelante que un cabezazo suyo, descompuesto y todo, significó el gol que le dio nueva vida al Guadalajara y lo enfiló hacia su undécimo campeonato, después de una década de no obtenerlo.

-Si tienes a tu rival de espaldas y de cara a la banda, aguanta; cometerle falta traduce en obsequiarle el balón y el perfil para hacerte daño. El primer gol de Chivas deriva de la sanción de una acción así de Emilio Hassán Viades sobre Alberto Medina. Pero el "Colorado" siempre lucha como nadie; y en esta vida todos nos equivocamos.

-Algunos afirman que "con el triunfo del Guadalajara, ganó el futbol". No es necesariamente así. Hay equipos que buscan ganar por la vía de que les anoten menos, y otros que lo buscan anotando más. Pero  contra lo que se piensa- la primera tendencia no es más fácil que la segunda; ambas exigen jugar muy bien al futbol y no son sino puntos de partida en busca de lo ideal: el equilibrio. Guadalajara y Toluca -más allá del marcador del domingo- saben mucho de esto.

-Aquellos que piensan que, tras perder la Final, participar en la Libertadores es un buen "consuelo" para el Toluca, se equivocan. Cuando llegas a una instancia así, perder duele hasta lo más profundo, sin bálsamo que valga. Nada hay como la victoria que te hace Campeón.

-El pasado domingo, el inhumano trajín de los últimos meses le pasó por fin factura a los Diablos Rojos. Se manifestó con toda claridad a partir del gol del "Maza", que no sólo significó un golpe anímico, sino el desmoronamiento del cuerpo al intuir que había que recomenzar desde cero. Y aunque el corazón estuvo, las piernas ya no.

-Nos lo pueden ratificar Guadalajara y Toluca: el que el futbol sea bendito, no impide que -en especial durante una Final- te haga sufrir desmedidamente: al ganador, por tanto obstáculo y sobresalto durante el trámite de encontrar la victoria; al derrotado (¿qué más?) por no obtenerla. Y por último…

-Que por favor alguien ya le cuente bien a Enrique Bermúdez la historia real de la llegada de Carlitos Esquivel a la titularidad del Toluca. Nos reitera partido tras partido la falsa "anécdota" del Combiero(?), que se parece muy poco al antecedente real. ¿O será que el inefable "Perro" cree ciegamente en aquello de que  una mentira repetida mil veces se convierte en una verdad?

[mt][foto: Mexsport]

Newsletter MT
Suscríbete a nuestro boletín de noticias deportivas.
No te pierdas
×