No hay manzanas podridas: Marvin Cabrera

Para Marvin Cabrera, defensa de los Tuzos del Pachuca, la clave para poder conseguir la Copa Sudamericana es el grupo humano que conforma a los hidalguenses, donde por cierto, dijo, no hay...
Para Marvin Cabrera, defensa de los Tuzos del Pachuca, la clave para poder conseguir la Copa Sudamericana es el grupo humano que conforma a los hidalguenses, donde por cierto, dijo, no hay manzanas podridas.
 Para Marvin Cabrera, defensa de los Tuzos del Pachuca, la clave para poder conseguir la Copa Sudamericana es el grupo humano que conforma a los hidalguenses, donde por cierto, dijo, no hay manzanas podridas.

Sergio Álvarez Reiset | MEDIOTIEMPOCiudad de México, 15 de Diciembre de 2006

  • Quiere continuar con los Tuzos

Para Marvin Cabrera, defensa de los Tuzos del Pachuca, la clave para poder conseguir la Copa Sudamericana es el grupo humano que conforma a los hidalguenses, donde por cierto, dijo, no hay manzanas podridas.

"Yo creo que el grupo humano que hay fue la clave, no hay ninguna manzana podrida, todos jalan para el mismo lado y me parece que el equipo funciona igual, además de que estábamos seguros de que íbamos a ganar, de eso nunca tuvimos ninguna duda, sabíamos que éramos mejores que Colo-Colo", comentó el zaguero a su llegada a esta ciudad procedente de Santiago de Chile.

Hace poco más de un año, el semblante del jugador lo decía todo. Cuando el equipo Cruz Azul, donde militaba Cabrera, estaba de pretemporada en Ixtapa Zihuatanejo, fue enterado de que saldría del equipo para ir al Pachuca.

Abandonó el hotel con la cara larga para viajar a Pachuca, club al que paradójicamente, ahora no le agradaría abandonar.

"Mi préstamo termina hasta Mayo, todavía no se ha platicado nada y espero que pueda seguir acá y si voy a Cruz Azul lo haré con la mejor disposición y ahora nada más me queda vacacionar, descansar y disfrutar este triunfo", dijo.

Aunque las críticas daban como favorito a Colo-Colo previo al juego de vuelta de la Final de la Copa Sudamericana, los Tuzos nunca perdieron la fé y por si fuera poco, siempre aseguraron que eran mejor equipo que el cuadro chileno.

"Sabíamos de la complejidad del Colo-Colo, de su cancha, de un entorno, me parece, totalmente desfavorable para nosotros, pero nosotros sabíamos que íbamos a ganar, lo teníamos en nuestra mente, estábamos tranquilo porque estábamos jugando bien y sabíamos que le íbamos a dar vuelta".

"Sabíamos de lo trascendental que era este partido para nosotros en nuestra carrera, para el país y para la institución y gracias a Dios se consiguió nuestra victoria que va a quedar en los libros del futbol mexicano", concluyó.

[mt][foto: Mexsport]

Newsletter MT
Suscríbete a nuestro boletín de noticias deportivas.
No te pierdas
×