Carlos Salcido está en México

No ha sido nada fácil su estancia en Holanda pero asegura vale la pena pasar por lo que sea con tal ser campeón en Europa. Carlos Salcido al platicar de sus vivencias en Holanda con el PSV...
 No ha sido nada fácil su estancia en Holanda pero asegura vale la pena pasar por lo que sea con tal ser campeón en Europa. Carlos Salcido al platicar de sus vivencias en Holanda con el PSV Eindhoven comienza a soñar, gozar, reirse, sufrir, a enojarse pero

Alexander Jiménez | MEDIOTIEMPO (Corresponsal)Guadalajara, Jalisco. 03 de Enero del 2006

  • Quiere ser Campeón con PSV
  • Chelsea lo tiene en la mira

No ha sido nada fácil su estancia en Holanda pero asegura vale la pena pasar por lo que sea con tal ser campeón en Europa. Carlos Salcido al platicar de sus vivencias en Holanda con el PSV Eindhoven comienza a soñar, gozar, reirse, sufrir, a enojarse pero al final del día, todo vale la pena cuando se trata de lograr lo que tanto se anhela: ser Campeón con el PSV y seguir escalando peldaños para dar un brinco a otro país y equipo.

El tiempo que tiene es corto para estar con su familia en Ocotlán, pero lo aprovecha al máximo dándole a su familia calidad de vida y apapachar a sus padres en su tierra natal, lugar que a su paso le da todo tipo de saludos deseándole la mejor de las suertes.

Carlos les responde de igual manera y agradece el cariño de la gente, porque acepta que es algo de lo que extraña mucho en Holanda. "La verdad es que es un poco difícil, al principio más porque llegas a un lugar que es totalmente diferente a lo que uno ha vivido".

"Extrañas a tú gente, la afición, la prensa, los abrazos de la gente. Allá también te respetan mucho, te dejan libre en tus espacios, no es que esté mal, pero la verdad es que allá la gente no se mete contigo, si te saludan o cosas así, pero con mucho respeto", dijo de entrada.

Salcido está viviendo su sueño al máximo, está satisfecho, "agradecido y muy contento en el PSV, en la ciudad, porque la verdad es que me han tratado muy bien, la gente me quiere mucho y yo me siento muy bien con estar allá en Eindhoven, con cumplir mi sueño de poder jugar en Europa que es lo que todos quieren y ahora que me dieron la oportunidad de jugar en este equipo, quiero demostrar que soy capaz de hacer muy bien mi trabajo", declaró entre risas, muy a su estilo, a su manera.

Tiene varias metas para el 2007 en Europa, la primera es "ser campeón con PSV" teniendo un excelente torneo, porque sabe perfectamente que equipos importantes lo tienen en la mira para en un futuro no muy lejano, llevárselo a sus filas y uno de esos equipos es el Chelsea de Inglaterra.

Motivación para lograr sus objetivos son su familia, la cual por cierto estará ya con él, pues el domingo viajan juntos a Holanda y es sin lugar a dudas un empuje fuerte el que le da su esposa y dos hijos para llegar a dónde él quiere.

"Eso es factor de motivación para cualquiera", hace una pausa y continua centrándose en el Chelsea, "imagínate jugar en ese equipo; creo que por ahí el contrato se arregló entre el PSV y Chelsea, sería genial pero por lo pronto quiero ser campeón con PSV".

El agradecimiento que le tiene a la gente del PSV por la oportunidad que le están dando es "muy grande, me siento muy a gusto y estoy jugando que también es importante para que otros equipos se puedan fijar en uno y no sé si me voy en dos años o no, pero si me quedo es para ser un jugador importante".

Al ocotlense no le asustan los retos, por el contrario, le dan fuerza y "si por ahí se da la posibilidad de que salga para jugar en otro equipo o en el Chelsea como se ha dicho, pues que bueno, yo me siento con mucha confianza para poder triunfar donde sea. Siempre quise jugar futbol, llegar lejos, y para eso uno tiene que dejar muchas cosas y aprovechar otras".

"Ahora que estoy en Holanda y con un equipo como el PSV, pues la verdad me tiene muy ilusionado y preparado para lo que venga más adelante, desde que decidí jugar como profesional me he puesto metas y las he cumplido".

PSV de la mano de Ronald Koeman, camina "viento en popa", lo cual es bueno para el zaguero, porque se ha consolidado como titular indiscutible y "que bueno que nos han salido las cosas bien", indicó, al tiempo que reconoció, "al principio me costó un poco tomar el ritmo, entraba algunos minutos, pero poco a poco se ha dado todo bien y ahora me siento muy contento porque me ha tocado jugar todo el torneo, pero lo más importante es que el equipo está jugando muy bien, que vamos de líderes, pero tenemos que seguir por ese mismo camino porque hay muchos partidos que tenemos de la liga y de la Champions".

La responsabilidad que carga el "Choco" en sus hombros es mucha, lo sabe, pues todo un país está al pendiente de lo que hace o deja de hacer. En Holanda dice pasa lo mismo, ya que la "gente espera mucho de este equipo, vienen y nos apoyan siempre, van a los entrenamientos y uno se da cuenta aunque no les entiendas por el idioma. Te demuestran todo cuando los ves ahí, cuando sales del club, y eso también es como que un compromiso para todos nosotros".

Por ningún motivo Carlos bajará los brazos, ya que sabe le podría costar muy caro, "porque la competencia en el grupo es como en todos los equipos, si por ahí no andas como se espera, en un par de partidos puedes perder tu lugar y eso también es muy importante".

Por el regreso a Holanda no se preocupa el zaguero, ya que aún le queda hasta el domingo, día en el que tomará el avión acompañado con su familia y esta disfrutando su estancia con su familia, aunque el teléfono celular no deja se sonar, el tiempo que le quiere dar a sus padres y familiares en su corta estadía, es de calidad.

[mt][foto: Mexsport]

Newsletter MT
Suscríbete a nuestro boletín de noticias deportivas.
No te pierdas
×