La sinceridad de Gracián le costó insultos en el entrenamiento

Su sinceridad ha provocado que el cariño que le tuvieron alguna vez se haya revertido y ahora los gritos de apoyo fueron insultos. Cerca de 150 aficionados, la mayoría de la barra La Adicción,...
Su sinceridad ha provocado que el cariño que le tuvieron alguna vez se haya revertido y ahora los gritos de apoyo fueron insultos. Cerca de 150 aficionados, la mayoría de la barra La Adicción, asistieron a la práctica del Monterrey esta mañana en El Barri
 Su sinceridad ha provocado que el cariño que le tuvieron alguna vez se haya revertido y ahora los gritos de apoyo fueron insultos. Cerca de 150 aficionados, la mayoría de la barra La Adicción, asistieron a la práctica del Monterrey esta mañana en El Barri

Dulce Moncada | MEDIOTIEMPO (Corresponsal)Santiago, N.L. 18 de Enero de 2007

  • Miguel Herrera defendió a su jugador

Su sinceridad ha provocado que el cariño que le tuvieron alguna vez se haya revertido y ahora los gritos de apoyo fueron insultos. Cerca de 150 aficionados, la mayoría de la barra La Adicción, asistieron a la práctica del Monterrey esta mañana en El Barrial con el objetivo de protestar por los refuerzos traídos para la presente campaña y por la casaca color lila con la que jugó el equipo en el Interliga.

Inició el entrenamiento y todos los aficionados que se encontraban en las gradas permanecieron observando lo que ocurría en el campo de juego pero cuando MiguelHerrera comenzó el interescuadras comenzaron con ello algunos cánticos.

Quizá los jugadores creyeron que la visita de los hinchas era tan sólo de rutina, previo al inicio del Campeonato y como muestra de su apoyo, pero uno de ellos inició a lanzarle gritos al aún jugador del Monterrey, mismos que no fueron muy agradables para el argentino.

"Déjate de mam..., si no quieres jugar, salté Gracián", gritó el hincha para que otros de sus acompañantes siguieran con la agresión verbal.

En la cancha los jugadores seguían con el interescuadras. Leandro Gracián jugaba con los suplentes y sólo se limitó a escuchar sin decir nada cuando se escuchó: "¡Siente los colores!", "Boca no existe", "Ponte a jugar hijo de …", entre otras exclamaciones que provocaron que el "Piojo" detuviera la practica.

Seguido por Walter Erviti, Jesús Arellano, Felipe Baloy y otros jugadores, Miguel se dirigió hacia la malla que divide el campo de juego y las gradas con un semblante molesto por la agresión hacia el "Tano".

A lo lejos, se escuchaban los reclamos de Miguel hacia todos los integrantes.

"¿Cuál es el problema?... Todos mis jugadores se parten la madre en la cancha, el día que ustedes me digan este equipo no lo veo que se parta la madre entonces yo soy el primero en putear a la gente, si ustedes me dicen que no se entrega", dijo el DT.

Y es que la afición del Monterrey está sumamente molesta con Leandro Gracián luego de que el volante argentino declarara que deseaba irse a jugar a su país con el Boca Juniors (tras la petición del estratega de dicho Club, Miguel Ángel Russo), a la llamada, "mejor afición de México" no le gustó la sinceridad del jugador, asegurando que por ello le está faltando el respeto al mismo Monterrey y a su afición.

Miguel dejó claro a los hinchas en caso de que Gracián se quede las cosas cambiarán para él en cuanto a la titularidad que se había ganado con el equipo.

"Si se queda Gracián se va a tener que meter y romperse la madre por el equipo", dijo.

Mientras todo esto ocurría a la orilla de la cancha, del otro lado en el medio campo estaba Leandro observando atento, con las manos en la cintura.

Después de unos minutos de "diálogo" la práctica fue reiniciada y el grupo de fanáticos comenzaron a cantar otra vez, como si nada hubiera pasado. De repente llegaron 3 patrullas del municipio de Santiago, pero el incidente quedó ahí.

[mt][foto: Mexsport]

Newsletter MT
Suscríbete a nuestro boletín de noticias deportivas.
No te pierdas
×