Sobre la hora, el Tuzo rescató el 1-1 ante sólo 9 Rayos

En un partido extraño, Pachuca rescató un punto en su casa con gol de Mosquera en el último minuto, empatando 1-1 en duelo correspondiente a la Jornada 4 del torneo de Clausura 2007.
 En un partido extraño, Pachuca rescató un punto en su casa con gol de Mosquera en el último minuto, empatando 1-1 en duelo correspondiente a la Jornada 4 del torneo de Clausura 2007.

Alberto Ramos | MEDIOTIEMPOEstadio Hidalgo, 10 de Febrero de 2006 ante una buena entrada

  • Necaxa sufrió dos expulsiones
  • Pachuca falló una, y otra y otra vez

En un partido extraño, Pachuca rescató un punto en su casa con gol de Mosquera en el último minuto, empatando 1-1 en duelo correspondiente a la Jornada 4 del torneo de Clausura 2007.

Aunque los Tuzos tuvieron un control total de la pelota, Necaxa tiene gran mérito pues jugó con uno menos entre el minuto 9 y el 80’ y con dos menos los últimos 10 minutos y la compensación.

Gracias a un contragolpe que culminó Cervantes, los Rayos estuvieron a punto de sacar tres puntos del Hidalgo ante un Pachuca que falló una, otra y otra vez sus oportunidades de gol y necesitaron el arribo de un defensa central para poder rescatar el punto.

Con este resultado, Necaxa mantiene el invicto y llega a 8 puntos en la cima del G1, aunque podría ser superado si Atlas gana su compromiso de la noche. En tanto, Pachuca llega a 7 puntos, asegurando una jornada más la cima del Grupo 2.

PRIMER TIEMPO

Desde el primer minuto, Pachuca tomó la pelota y comenzó a manejarla con su sapiencia característica. Los Tuzos tuvieron su primera llegada de peligro al minuto 6 cuando Cacho remató un centro raso frente al arco pero la pelota salió machucada por encima del travesaño; luego tuvo otra al 8’ cuando Chitiva aprovechó un error de Galindo para arrancar, entrar al área por izquierda y disparar, pero cruzando mucho la pelota que pasó a un metro.

Ante el excelente manejo de pelota del local, Necaxa se agrupaba bien en el medio campo y por momentos buscaba equilibrar un poco la posesión, pero todo cambió cuando al minuto 9, Salvador Cabrera barrió tarde, le puso los tachones en la espinilla a Paul Aguilar y se fue expulsado. Tal vez Cabrera no tenía mala intención, pero por la imprudencia, la roja estuvo bien aplicada.

Los Tuzos, ahora sí, le pusieron su nombre a la pelota y la manejaban la abrumadora mayoría del tiempo. Damián cerca al 11’ con un disparo que se desvió en el camino y pasó muy cerca del arco del "Mostro" Álvarez.

Entonces comenzó un bombardeo constante pero inútil de los Tuzos al arco necaxista. Chitiva, Álvarez, Cacho, Giménez, en fin, las llegadas se sucedían una y otra vez sin alcanzar las redes visitantes. Álvarez sacó por ahí un tiro del "Chaco" que venía botando bravo, luego un disparo de Correa que pasó cerca y un cabezazo de Cacho en el que la pelota le quedó un poco arriba.

Necaxa, en tanto, tuvo su primer acercamiento al 19'; con un balazo a la media vuelta de Alfredo Moreno en el borde del área, pero no tuvo que esperar mucho tiempo para concretar una anotación, con una mucho menor cantidad de llegadas que los Tuzos.

Así, al 24, Necaxa armó un letal contragolpe con conducción de Barbosa que al llegar al borde del área tocó para Horacio Cervantes quien definió como experimentado delantero, por debajo del achique de Calero, marcando el 0-1 en el marcador.

La historia del primer tiempo poco a poco fue bajando de intensidad. Pachuca nunca dejó de ser el amo de la pelota, pero ya sus llegadas eran mucho más tibias y revueltas que en los primeros minutos.

SEGUNDO TIEMPO

Para la parte complementaria, Pachuca metió a Gerardo Rodríguez por Aguilar desde el vestidor y unos minutos después sacó a Caballero para el ingreso de Luis Ángel Landín.

Al minuto 61’, Landín mandaba la pelota a las redes, pero la jugada fue bien anulada por un fuera de juego claro. La presión de los Tuzos iba a ir subiendo de intensidad paulatinamente, con un incremento de llegadas hasta volver a abrumar totalmente el área visitante.

En pleno vendaval hidalguense, Kléber se paró en las barbas de Calero al 72’ pegándole un susto tremendo al Hidalgo, pero el arquero colombiano reaccionó perfecto y tapó el disparo del brasileño.

Pachuca insistía, pero parecía que la pelota no se metería jamás. Al 74’ tras un un jugadón, Chitiva le pegó desde el borde del área y la pelota se fue a estrellar justo en la unión del travesaño y el poste a la derecha de Álvarez. Jugadas por el estilo se repitieron durante el último cuarto de hora del partido… disparos que pasaban a milímetros, acciones que por diversas circunstancias se quedaban a un paso de ir a las redes.

Pachuca intentaba no desesperarse, aunque en varias jugadas ya sus rostros se notaban desencajados al no poder anotar. Necaxa, en tanto, al minuto 80 se quedaba con 9 hombres pues Jaime Ruiz que había entrado de cambio al 63’ para ayudar a defender el marcador, se ganó dos amarillas en 10 minutos y se fue a las regaderas dejando a los Rayos en una situación realmente comprometedora.

Obviamente, la presión tuza creció al máximo y tuvo su premio al minuto 89 cuando hasta Calero había ido a rematar en un corner. Sin embargo, el gol cayó porque el portero Alexandro Álvarez que había tenido una gran noche, rechazó débil por lo alto y le dejó la pelota a Mosquera que con potencia, mandó el balón a las redes y marcó el empate definitivo a 1-1 en el marcador.

ARBITRAJE

Bueno a secas de Mauricio Morales, que expulsó bien a los dos necaxistas. Exageró en las tarjetas, pero en la mayoría de ellas mantuvo el criterio. Aún no lo vemos al gran nivel que llegó a tener hace dos torneos, pero Morales va recomponiendo el camino.

[mt][foto: Mexsport]

Newsletter MT
Suscríbete a nuestro boletín de noticias deportivas.
No te pierdas
×