Santos 0 - 0 Gallos Blancos

A PESAR DE CAMARGO, FUE UN DRAMÁTICO EMPATE
A PESAR DE CAMARGO, FUE UN DRAMÁTICO EMPATE
 A PESAR DE CAMARGO, FUE UN DRAMÁTICO EMPATE

A PESAR DE CAMARGO, FUE UN DRAMÁTICO EMPATE

Alberto Ramos | MEDIOTIEMPOEstadio Corona, 11 de Febrero de 2007 ante un lleno total

  • Querétaro aún no anota en el torneo
  • Santos sumó su primer punto

Santos y Querétaro empataron sin goles en el Estadio Corona en un dramático partido entre los dos últimos de la porcentual.

El partido se vio manchado por una falla inexplicable del Asistente 1 que, sin injerencia en la jugada, marcó un penalti a favor del local que pudo haber costado mucho. Pero Vuoso desperdició el regalo del juez y selló las dramáticas roscas.

Con este resultado, Santos logra su primer punto del torneo, manteniéndose como último general y del Grupo 3. Por su parte, Querétaro llega a 3 puntos aunque sigue sin anotar en el torneo, ubicado en el último del Grupo 1. En la porcentual, los Gallos dejaron ir la oportunidad de salir del fondo y siguen mintiendo el 1.0000 del porcentaje debajo de Santos que tiene un 1.0787.

PRIMER TIEMPO

En el arranque del partido Querétaro aprovechó cierto nerviosismo de los locales y durante 5 minutos acapararon la pelota. Los Gallos generaron llegadas pero los remates no alcanzaban el arco. Con una línea de cuatro atrás, el visitante se desgastaba a todo lo largo y ancho del campo, incluso con Abundis bajando hasta el callejón de propia área para ayudar a su lateral, sobre todo después de que al 12’, Alejandro Villalobos tuvo que salir por lesión muscular.

Una vez asentado en el terreno, Santos superó los primeros minutos de desconcierto y equilibró las acciones. Los laguneros que también jugaban con línea de 4 atrás, presentaban a Figueroa y el "Guti" Estrada como titulares, con Ludueña en como "10", justo detrás de Oribe y Vuoso.

Santos comenzó a llegar, el juego se alternaba en ambas áreas, aunque los locales comenzaron a manejar mejor el esférico. Así, al 10’, Vicente Matías Vuoso entraba al área en un pase filtrado para disparar muy potente, pero arriba del arco; el segundo aviso del equipo de Torreón también lo generó Vuoso que desbordó por la izquierda, se metió a piedra y lodo al área hasta línea de fondo y sacó un tiro-centro que Ludueña se quedó a milímetros de conectar con la cabeza.

Querétaro no se dejaba dominar y también seguía moviendo el juego hacia el área lagunera consiguiendo una buena a balón parado al 23’, con un bazukazo de Margarito que le sacó moretones en las manos a Oswaldo. El tiro fue desde unos 35 metros e iba a las manos del portero, pero con tal potencia que se movía de manera traicionera y Sánchez decidió rechazar con ambos puños.

Vuoso seguía desbordando y al 30’ llegó ahora por la derecha para ponerle a Oribe una diagonal exacta, pero Peralta se llenó de pelota y en lugar de mandarla a las redes la dejó en la tribuna. Los Gallos reaccionaban un minuto después con una confusa jugada en el área que por poco el "Chato" Rodríguez manda a su propio arco en un rebote y al 33’ con un balazo de Abundis que en contragolpe le pegó desde el borde del área, milímetros arriba del travesaño.

SEGUNDO TIEMPO

Para el arranque de la segunda parte Santos ya no cometió el error de regalar los primeros minutos y tomó las riendas del encuentro. Claro, siempre con un Querétaro difícil, bien parado en el campo e intentando salir a la menor provocación, aunque ya sin llegar tanto.

Al minuto 53, quedó claro que lo que le pasaba a Santos era algo parecido a una maldición, pues en un centro desde la derecha Francisco Gabriel de Anda arriesgó el físico para recentrar al área chica donde Oribe, con la presión de López, remató apretadísimo de derecha, pero la pelota no se quiso meter, se estrelló en el travesaño y le cayó al portero Becerra a las manos.

El juego nunca perdió su tensión, se peleaba con todo y mientras más crecían los minutos, más precauciones se tomaban. Santos no dejaba de insistir en el área rival, pero no arriesgaba nada atrás. Querétaro tampoco se resignaba a encerrarse y comenzó a salir más cuando al 66’, en un arranque de poco criterio, Hugo León echó a Francisco Gabriel de Anda con dos tarjetas en el mismo minuto, sin que el defensor cometiera ninguna falta.

Al 71’, por poco el arquero Becerra provoca un desaguisado pues salió mal por lo alto y permitió a Zapata rematar de cabeza, aunque la pelota sólo pasó cerca. Obviamente, en una actitud típica en él, Hugo León Guajardo compensó la expulsión de Paco Gabriel al despacharle dos amarillas a Edgar Solís que apenas duró 14 minutos en el campo.

Y el drama llegó al clímax… un novelón fueron los últimos 10 minutos, con traiciones, líos, golpes, pasión, pero sin goles. Primero, José Luis Camargo puso a temblar a la Comisión de Árbitros y a toda la confianza que hay en el medio futbolístico al inventarse de quién sabe de dónde un penal a favor del local.

La jugada no tenía ni siquiera alguna duda, fue un centro desde la derecha que Vuoso quiso rematar de chilena machucando la pelota y estrellándola en la defensa. Nadie entendía la decisión del Asistente, pero Camargo, siempre dispuesto a llamar la atención, hacía la señal de que había un jalón.

Para respiro de la FMF, el cobro de Vuoso, débil y poco colocado, fue atajado por Miguel Becerra y la terrible pifia de Camargo no pesó en el marcador. Sin embargo, esto no debe salvar al Asistente de una investigación por parte de la Comisión de Árbitros para ver, primero, qué marco y luego, porqué lo marcó si nunca lo vio.

En fin, el juego seguía dramático como pocos y Querétaro, teniendo un hombre más, no se resignaba a perder. Así, al minuto 87’ Marcos García quedó solo ante Oswaldo pero no pudo evitar el achique del guardameta y en el rechace, un balazo desde la esquina izquierda del área cimbró el arco lagunero estrellándose en el poste con una violencia inusitada y dejando al Corona totalmente congelado.

Ya Santos no logró generar real peligro, aunque si llegó a pisar el área, pero Querétaro levantó el último ¡uuuuy! de la tribuna con un tiro libre raso que por poco se mete al rincón a la izquierda de Oswaldo.

ARBITRAJE

Malo de Hugo León Guajardo e incomprensible de su Asistente 1 José Luis Camargo. El central, comodino como siempre y con su actitud de desgano, tuvo muchísimas imprecisiones, sobre todo al momento de amonestar. Expulsó a De Anda con total falta de criterio y luego compensó expulsando al "Tepa" Solis. Camargo inventó un penal incomprensible y mucha gente merece que dé una explicación de su actitud.

[mt][foto: Mexsport]

Newsletter MT
Suscríbete a nuestro boletín de noticias deportivas.
No te pierdas
×