Salen atlantistas molestos por su desempeño en la cancha

Federico Vilar, portero del Atlante, terminó de pleito con Javier Muñoz, Mario Hernández y Eduardo Rergis, ya que esta tarde la tripleta encargada de cuidar la meta, dejó pasar sin empacho a...
Federico Vilar, portero del Atlante, terminó de pleito con Javier Muñoz, Mario Hernández y Eduardo Rergis, ya que esta tarde la tripleta encargada de cuidar la meta, dejó pasar sin empacho a cuanto jugador de Chivas se le atravesaba.
 Federico Vilar, portero del Atlante, terminó de pleito con Javier Muñoz, Mario Hernández y Eduardo Rergis, ya que esta tarde la tripleta encargada de cuidar la meta, dejó pasar sin empacho a cuanto jugador de Chivas se le atravesaba.

Karina Xicotencatl | MEDIOTIEMPOEstadio Azteca, 17 de Febrero de 2007

  • Cuatro derrotas en seis partidos

Federico Vilar, portero del Atlante, terminó de pleito con Javier Muñoz, Mario Hernández y Eduardo Rergis, ya que esta tarde la tripleta encargada de cuidar la meta, dejó pasar sin empacho a cuanto jugador de Chivas se le atravesaba.

Gritos, manotazos y caras largas se pudieron observar en el túnel hacia los vestidores.

Vilar, afirmó que dicha actitud se debió a que hoy nada le salió al Atlante. "Me molesta el resultado, la actitud que tuvimos, el que no hayamos jugado bien. Todo lo que pasó el día de hoy me molesta, pero hay que dar la cara y afrontar esta situación para salir adelante".

"Ellos se encontraron temprano con el gol y nosotros no hicimos bien las cosas, no presionamos bien al rival, ellos nos ganaron la pelota y llegaron rápidamente, es decir nos superaron ampliamente", señaló el portero.

PARA EL "CHÍCHARO" HUBO EXCESO DE CONFIANZA

La jornada doble del Torneo de Apertura no arrojó un saldo alentador para los Potros.

Joel González, lamentó los seis puntos que se esfumaron tras la derrota con el equipo de Tigres y hoy, con Guadalajara.

El "Chícharo" reconoció que el primer error que cometió la oncena dirigida por José Guadalupe Cruz fue el exceso de confianza.

"Sabíamos que este partido era muy difícil porque enfrentamos a un equipo que sabe jugar muy bien al futbol. Hubo muchas desatenciones y entramos muy confiados al juego, creyendo que nosotros éramos los campeones,  pero ellos tuvieron más hambre que nosotros en el primer tiempo y ahí nos ganaron el partido".

"Nos desesperamos conforme pasaba el partido porque no vimos por dónde remontar. En el primer tiempo nos faltó actitud en el segundo tiempo creo que mejoramos", señaló el jugador.

González espera que en el juego ante los Zorros del Atlas, otro equipo tapatío, Atlante pueda ser no sólo regular en el terreno de juego, también en lo psicológico.

[mt][Foto:D. Leah/MEXSPORT]

Newsletter MT
Suscríbete a nuestro boletín de noticias deportivas.
No te pierdas
×