Santos Laguna se hunde con todo y su dinero

El Santos Laguna está aprendiendo de la peor manera que el dinero no puede comprar lo más importante, tampoco en el futbol. A pesar de sus inversiones millonarias es el peor club del Torneo...
El Santos Laguna está aprendiendo de la peor manera que el dinero no puede comprar lo más importante, tampoco en el futbol. A pesar de sus inversiones millonarias es el peor club del Torneo Clausura 2007 y tiene un pie en el descenso.
 El Santos Laguna está aprendiendo de la peor manera que el dinero no puede comprar lo más importante, tampoco en el futbol. A pesar de sus inversiones millonarias es el peor club del Torneo Clausura 2007 y tiene un pie en el descenso.

MEDIOTIEMPO | Agencias18 de Febrero de 2007

  • Un buen ejemplo a seguir es el de los Pumas

El Santos Laguna está aprendiendo de la peor manera que el dinero no puede comprar lo más importante, tampoco en el futbol. A pesar de sus inversiones millonarias es el peor club del Torneo Clausura 2007 y tiene un pie en el descenso.

Al verse con la soga al cuello en la Tabla que decidirá en un par de meses el descenso a la Primera División “A”, Santos se fue de compras y supuso que con derroche de dinero, resolvería su situación.

Invertir no es un error, pero la Directiva perdió el piso al desterrar al delantero chileno-mexicano Rodrigo "Pony" Ruiz, considerado el alma del grupo porque además de entregarse todos los días, anotaba goles y era el mejor servidor de pases del circuito.

Santos prefirió gastar en los delanteros argentinos Vicente Matías Vuoso y Emanuel Ludueña y el resultado ha sido malo según los números porque el club es el de segunda peor ofensiva del Clausura, con 0,67 goles promedio por partido.

"Pony, tu eres el corazón del equipo, te fuiste y nos dejaron sin corazón", rezó un cartel este fin de semana en la hinchada del Santos, con el que la afición resumió un sentimiento de grupo.

Si algo necesitaba el Santos para salir de su crisis era un jugador con las agallas de Rodrigo Ruiz, chileno naturalizado mexicano, que con su endiablada velocidad y su coraje fue durante 14 campeonatos un líder.

Con su ayuda, Jared Borgetti y el argentino Matías Vuoso llegaron a ser los mejores goleadores de la Liga.

Pero Santos supuso que con Vuoso y Ludueña en el área iba a resolver su carencia de goles; ahora suelen amontonarse cuando juegan juntos y todos extrañan a aquel jugador pequeño que aparecía como fantasma con unos centros que parecían puestos con la mano y casi siempre terminaban en las redes.

Con la idea de impresionar y de paso asegurar su portería, el Santos contrató por dos millones de dólares a Oswaldo Sánchez, el mejor arquero de la Liga; la inversión ha tenido bajos rendimientos porque Sánchez recibió gol y medio de promedio en sus primeras apariciones y ahora se pasará mes y medio fuera por lesión.

Hay varias cosas que debe tener en cuenta el Santos.

Si pierde su próximo juego y el Querétaro gana el suyo, el club pasará al último lugar de la Tabla descenso.

Santos Laguna parece hundirse con todo y su dinero, pero todavía puede salvarse. Si saca el pundonor de aquel equipo que hace tres de años dejó tan grata impresión en la Copa Libertadores, la realidad podría cambiar.

Quizás un buen ejemplo a seguir es el de los Pumas que hace seis meses estaban a punto de bajar a la Primerta “A”, el pasado Torneo Apertura terminaron en segundo lugar y con un juego alegre están cada vez más seguros en Primera División.

Y lo hicieron sin invertir un dólar.

[EFE][foto: Mexsport]

Newsletter MT
Suscríbete a nuestro boletín de noticias deportivas.
No te pierdas
×