El Color desde el Estadio Banorte

Cualquier Director Técnico que consigue una victoria puede esperar que sus seguidores lo ovacionen por el buen desempeño de su equipo, o tal vez por el buen esquema planteado en el encuentro, pero...
Cualquier Director Técnico que consigue una victoria puede esperar que sus seguidores lo ovacionen por el buen desempeño de su equipo, o tal vez por el buen esquema planteado en el encuentro, pero a Jesús Ramírez, estratega de la Sub-20, no le ocurrió así
 Cualquier Director Técnico que consigue una victoria puede esperar que sus seguidores lo ovacionen por el buen desempeño de su equipo, o tal vez por el buen esquema planteado en el encuentro, pero a Jesús Ramírez, estratega de la Sub-20, no le ocurrió así

Sergio Álvarez Reiset | MEDIOTIEMPO (Enviado)Culiacán, Sinaloa, 21 de Febrero de 2007

  • Siempre amable, Chucho se ganó al público

Cualquier Director Técnico que consigue una victoria puede esperar que sus seguidores lo ovacionen por el buen desempeño de su equipo, o tal vez por el buen esquema planteado en el encuentro, pero a Jesús Ramírez, estratega de la Sub-20, no le ocurrió así.

Después de que sus dirigidos habían conseguido la victoria de 2-0 ante Saint Kitts y Nevis, el timonel caminó rumbo al vestidor sin que la afición le tomara en cuenta.

Y es que en el centro de la cancha se encontraban todos los jugadores mexicanos felicitándose por el resultado favorable.

Inesperadamente, se originó un silencio apabullante entre los que aún se encontraban en las gradas del Estadio Banorte. Un pequeño niño se había metido a la cancha para encontrarse con Jesús Ramírez para detenerlo y solicitarle que posara para la lente de su teléfono celular.

Pese a los 90 minutos de tensión que vivió durante el partido, Ramírez tomó un perfil de tres cuartos y esbozó una ligera sonrisa para complacer a su aficionado.

El silencio se cambió entonces por una tremenda ovación para despedir al estratega del terreno de juego y a la postre, un grito de "México, México" que acompañó también a los jugadores que comenzaron a avanzar rumbo al vestidor.

Así como regaló saludos al graderío cuando llegó al estadio, en la conferencia de prensa, Jesús fue recibido por los aplausos de algunos de los presentes por lo que inició su discurso pos partido agradeciendo a quienes lo felicitaban.

¿Qué hará el menor con la foto de Jesús Ramírez en su celular?

Lo cierto es que el hecho despertó en los aficionados más cariño por el estratega del que ya se había ganado llevando a la Sub-17 al título Mundial.

[mt][foto: C.Palma/MEXSPORT]

Newsletter MT
Suscríbete a nuestro boletín de noticias deportivas.
No te pierdas
×