Entregué mi cabeza a los directivos: Daniel Guzmán

El técnico de Santos Laguna, Daniel Guzmán, se encuentra molesto, ocupado cien por ciento en la problemática de su equipo y por el tono de su voz, su paciencia se le ha terminado en todos los...
El técnico de Santos Laguna, Daniel Guzmán, se encuentra molesto, ocupado cien por ciento en la problemática de su equipo y por el tono de su voz, su paciencia se le ha terminado en todos los sentidos.
 El técnico de Santos Laguna, Daniel Guzmán, se encuentra molesto, ocupado cien por ciento en la problemática de su equipo y por el tono de su voz, su paciencia se le ha terminado en todos los sentidos.

Alexander Jiménez | MEDIOTIEMPO (Corresponsal)Zapopan, Jalisco. 27 de Febrero del 2007

  • Platicará esta tarde con sus jugadores
  • Espera que ya se acoplen sus dirigidos

El técnico de Santos Laguna, Daniel Guzmán, se encuentra molesto, ocupado cien por ciento en la problemática de su equipo y por el tono de su voz, su paciencia se le ha terminado en todos los sentidos.

Incluso, el "Travieso" puso su renuncia en la mesa la cual no fue aceptada, "porque mi Directiva es una gente joven, emprendedora, y si no creyeran en mí, ya me hubieran echado en el tercer juego. Ellos (directivos) van más allá de un resultado, van por un proyecto a largo plazo y yo mismo se los hago saber, que tenemos que tomar medidas, sean cuales sean para avanzar con el proyecto".

"Yo en su momento le entregué a los directivos mi cabeza, la puse ahí para que este proyecto salga adelante. Les dije: si es necesario que yo me vaya para que esto salga adelante, yo me voy y no soy un técnico que me agarro de una chambita o de ganar un simple dinero", indicó en un tono fuerte, decidido a que en la junta de este día, sus jugadores escojan con determinación, o se suben al barco y se "parten el alma en el campo o que se vaya quien no esté casado con el proyecto".

-¿Por qué no aceptaron tu renuncia?- "Me dijo el dueño de la cervecería: no seas rajón, lucha hasta el final, sigue en este proyecto hasta el final".

Es entonces, una vez que la dirigencia santista le dio total apoyo al "Travieso", dejarse de romanticismos, es momento de tomar determinaciones, de fajarse los pantalones junto con su Cuerpo Técnico y hablar de frente en el vestidor, lo cual harán este día y les dirá a sus jugadores lo que quiere, lo que espera de ellos y aquel jugador que no esté de acuerdo, tendrá las puertas abiertas.

TODOS EN PROBLEMAS PERO MÁS LA OFENSIVA

Todo el equipo está metido en problemas, pero más la gente de ofensiva "porque yo como nueve que fui, si en el segundo partido no metía gol, ya estaba muy preocupado y tenía que poner todo de mi parte para tomar la mejor decisión y meter gol. Acá, lo que esta pasando es para preocuparse cada quien, porque yo podré trabajar en lo táctico y en lo mental".

"Pero si nosotros queremos terminar con la racha de atrás, tenemos que hacer un acto de conciencia porque… mucha gente me ha dicho que me meta a jugar yo y no se trata de eso, no va por ahí y cada quien tiene que tomar su compromiso y creo que tienes que atar cabos para saber porque no ganamos y me da tristeza decirlo pero pierde la Primera División "A", también los equipos de abajo, es decir, esto es más de fondo y de raíz".

Y es que Daniel ya tiene un análisis muy profundo de lo que pasa, "porque algunos jugadores me llegaron tarde, no están en su nivel óptimo, todos llegaron y se tuvieron que integrar al desafió de un descenso".

"Se ve bonito en el papel tener a Matias Vuoso, a Fernando Ortiz, pero eso es de afuera porque hay que estar conscientes de cómo llegaron al equipo. Primeramente fue por necesidad, luego, Matias Vuoso tenía seis meses que no jugaba, no hizo Pretemporada con el equipo y sabíamos de ante mano los riesgos que correríamos; Juan Pablo Rodríguez no jugó todo el torneo con Chivas y no hizo la Pretemporada. Yo sabía que podía pasar esto pero no lo esperaba tan grave; esperábamos que algunos jugadores agarrarán pronto su nivel", indicó.

LA FALLA NO SOY YO

"Es la primera vez y lo tengo que admitir, que encuentro cosas nuevas que nunca me imaginé encontrar y creo que este equipo se está acostumbrando a perder, que no ponemos el segundo esfuerzo", siguió Guzmán.

Quiere en pocas palabras, que sus jugadores se abran en el vestidor, que "digan cuánto están presionados para poder ayudarlos porque ellos saben que el problema no soy yo, yo no juego. Tienen que ser muy honestos en hablar con la verdad y este problema es de mucho tiempo atrás, es de hace nueve meses y nos costará levantar esto, eso lo sé y sé que nos costará uno y la mitad del otro", enfatizó.

Guzmán afrontará a sus jugadores este día, los encarará en el buen sentido "porque quiero que me digan si aún tienen amor por el futbol, por eso el futbol no nos ha premiado, porque nos sigue faltando algo".

De hecho la Directiva, "el dueño de la cervecera les dice en el vestidor ';señores, ¿Qué pasa con ustedes?, ¿Ya no quieren ser futbolistas? ¿No están a gusto aquí? Yo sólo les pido que jueguen lo que saben y nada más';. Cualquier otra Directiva los hubiera puesto a medio sueldo o cualquier cosa y los jugadores deben estar conscientes que tenemos que sacar esto porque los directivos están pensando a largo plazo y eso significa una mejor vida para nuestras familias".

EJEMPLO DIRECTO

El partido del pasado domingo le dejó muy molesto al Cuerpo Técnico de los Guerreros, porque "Villa llevará diez o doce goles en toda su carrera, a nosotros nos mete uno de tres dedos; después de eso tengo una con Eliomar Marcón más clara que esa y no es definida de mejor manera; tengo otra en táctica fija donde Fernando Ortiz debió haber peinado y al final, terminó sacándola y en el segundo tiempo tengo otra de Paco Torres, otra de Eliomar y son jugadas claras que no se meten".

"Acá no se trata de brujería, no se trata del aspecto espiritual, acá se trata del aspecto personal de cada integrante del equipo. Tenemos hoy una plática con ellos para analizar ya más profundamente el por qué no llegan los resultados. Hay un por qué. Hay una fuga pero no sabemos dónde está y nos tenemos todo mundo que preocupar cuál es la falla".

Recalcó en esta plática con mediotiempo.com el técnico de Santos, que la unión de grupo no se ha perdido pese a los pésimos resultados, "eso no se ha desquebrajado, obviamente que hay preocupación por todos lados para buscar el por qué el equipo no ha conseguido su primera victoria después de lo que vemos que hace".

Y agregó: "Pero tengo que entregar resultados, tengo el apoyo de mi Directiva y si tengo que hacer algo para que se revolucione el equipo, lo haré y lucharé por mis objetivos. Aquel que no quiera, que no este comprometido, que lo diga y detectaré quien quiere y quien no quiere, porque quiero a once Guerreros y los directivos le dijeron a los jugadores que yo no soy el mal, eso lo tienen claro porque se los dijo la Directiva", finalizó.

[mt][foto: Alberto Ruiz González/MEDIOTIEMPO]

Newsletter MT
Suscríbete a nuestro boletín de noticias deportivas.
No te pierdas
×