Algarabía en el entrenamiento de Chivas

Eran las 9:30 y dos camiones de pasajeros entraban a las instalaciones de Multgol. Por los cantos que salían del interior, se sabía que niños era lo que predominaba dentro, ya que los gritos de...
Eran las 9:30 y dos camiones de pasajeros entraban a las instalaciones de Multgol. Por los cantos que salían del interior, se sabía que niños era lo que predominaba dentro, ya que los gritos de ¡Chivas! ¡Chivas! ¡Chivas! eran un tanto desentonados pero es
 Eran las 9:30 y dos camiones de pasajeros entraban a las instalaciones de Multgol. Por los cantos que salían del interior, se sabía que niños era lo que predominaba dentro, ya que los gritos de ¡Chivas! ¡Chivas! ¡Chivas! eran un tanto desentonados pero es

Alexander Jiménez | MEDIOTIEMPO (Corresponsal)Zapopan, Jalisco. 2 de Marzo de 2007

  • Omar Bravo fue el más ovacionado

Eran las 9:30 y dos camiones de pasajeros entraban a las instalaciones de Multgol. Por los cantos que salían del interior, se sabía que niños era lo que predominaba dentro, ya que los gritos de ¡Chivas! ¡Chivas! ¡Chivas! eran un tanto desentonados pero eso sí, con mucha potencia, parecían más bien niños gritones de la lotería nacional. Comenzaron a bajar y a tomar su posición en fila india para entrar con orden a las instalaciones de Multigol, donde el único integrante del grueso de Chivas que estaba en la cancha era el Elías Uribe "Terri", utilero incansable que ponía los conos para el trabajo que haría el equipo. Los niños eran de escuelas filiales de Chivas que fueron llevados al entrenamiento para motivarlos y, al mismo tiempo para que aprovecharan a tomarse la foto, recoger el autógrafo, filmar con las cámaras portátiles y demás. Unas niñas que nada tenían que ver con las escuelas de Chivas, se colaron con una manta que decía "Feliz cumpleaños, que Dios te bendiga", mensaje directo para Omar Bravo que el próximo domingo estará cumpliendo un años más de vida. Los jugadores acompañados del Cuerpo Técnico saltaron a la cancha pasadas las diez de la mañana, comenzaron a trotar y al tiempo que Omar pasó por un lado de las damiselas, las saludó levantando la mano agradeciendo el gesto, lo cual arrancó gritos de las cuatro quinceañeras que agarraban a pie firma la manta. Los gritos de los niños idolatrando a cada uno de sus ídolos eran llenos de emoción, de alegría pos ver a los que salen en la tele correr frente a ellos. Los jugadores deleitaron a sus invitados con jugadas de sexto año, dominando el balón y demás. Antes de que finalizará el trabajo, el "Terry" puso una banda contra el alambrado en la salida del campo para delimitar hasta donde los niños podían estar y que la firma de autógrafos estuviera ordenada. Así fue, nadie se movió de dónde le dijeron, todos los niños pese al fuerte sol y casi a punto de la insolación, aguantaron a pie firme y esperaron a Omar Bravo, Francisco Javier Rodríguez, Gonzalo Pineda, "Chepo" y compañía. Todo el plantel sin excepción se paró, firmó, posó para la foto y hasta mandaron saludos por celulares y demás. El más ovacionado fue Adolfo Bautista, "yo quiero ser como tú cuando sea grande" le decía un niño al 100 del Rebaño, quien respondió, "pero no dejes de estudiar, es importante que sigas con tus estudios".

[mt][foto: Alexander Jiménez/MEDIOTIEMPO]

Newsletter MT
Suscríbete a nuestro boletín de noticias deportivas.
No te pierdas
×