Abucheados e insultados los escualos tras la derrota

En medio de gritos como, "la camiseta del Tibur se tiene que transpirar si no, no se la pongan; váyanse y no roben más, borrachos, borrachos", fueron despedidos los jugadores del Veracruz tras la...
 En medio de gritos como, "la camiseta del Tibur se tiene que transpirar si no, no se la pongan; váyanse y no roben más, borrachos, borrachos", fueron despedidos los jugadores del Veracruz tras la derrota frente al Altas por 1-0.

Diego Hernández Tejeda | MEDIOTIEMPO (Corresponsal)Estadio Luis "Pirata" Fuente, sábado 3 de Marzo ante una buena entrada

  • El Gobernador presagió que no habría buen resultado

En medio de gritos como, "la camiseta del Tibur se tiene que transpirar si no, no se la pongan; váyanse y no roben más, borrachos, borrachos", fueron despedidos los jugadores del Veracruz tras la derrota frente al Altas por 1-0.

Un gran número de aficionados esperaron a los jugadores escualos en el estacionamiento y ahí desquitaron su coraje y frustración, porque el equipo no sabe ganar ni en su propio estadio, pese al cambio de entrenador hace 3 fechas.

Sebastián González y Tressor Moreno, nunca salieron.

Y es que ese gol de Reinaldo Navia, por la vía del penal, un tanto rigorista, fue suficiente para que Atlas se quedara con el triunfo en casa ajena. De ahí poco que contar. Antes y durante, en las gradas y el terreno de juego, poco pasó esta tarde un tanto nublada en el puerto de Veracruz.

Vamos, hasta el Gobernador Fidel Herrera Beltrán presagió que no sería un buen partido y que el Tiburón hilvanaría su segunda derrota al hilo.

Porque es cierto, el Atlas tampoco jugó bien.

Si acaso comentar que, Felipe "La Gacela" Hernández se presentó como nuevo "Inspector de Autoridad", o que Miguel Solano, el cuarto árbitro es veracruzano, o que Jorge Bernal salió con el gafete de Capitán por la suspensión de Lucas Ayala.

Esta vez si hubo porra de los Tiburones Rojos en las gradas de la portería norte, pero sin pancartas ni lonas, por Atlas, un grupo de 50 aficionados permanecieron sentados en la portería sur y solamente se pararon en el gol de Navia.

En fin, el Tiburón naufragó en sus propias aguas.

[mt][foto: S. Ramírez/MEXSPORT]

Newsletter MT
Suscríbete a nuestro boletín de noticias deportivas.
No te pierdas
×