Incidentes entre las barras de Querétaro y las de Chivas

El "Lupe" está haciendo fila para comprar un boleto para entrar al estadio. El "Lupe" es sacado de la fila por policías de Guadalajara, ya que no puede comprar entradas de la zona alta, por ser...
 El "Lupe" está haciendo fila para comprar un boleto para entrar al estadio. El "Lupe" es sacado de la fila por policías de Guadalajara, ya que no puede comprar entradas de la zona alta, por ser miembro de un grupo de animación de los Gallos Blancos.

Juan Téllez | MEDIOTIEMPO (corresponsal)Estadio Jalisco. Sábado 3 de Marzo de 2007

  • Afortunadamente no pasó a mayores

El "Lupe" está haciendo fila para comprar un boleto para entrar al estadio. El "Lupe" es sacado de la fila por policías de Guadalajara, ya que no puede comprar entradas de la zona alta, por ser miembro de un grupo de animación de los Gallos Blancos.

Integrantes de La Reja, una de las barras de Chivas, apedrean los camiones en los que llegó la Resistencia, la barra del Querétaro, a Guadalajara. El "Lupe" los encara y hay intercambios de piedras al estilo David contra Goliat.

Un efectivo de la policía tapatía lo toma de la camiseta del Querétaro que parece que fue la que usó el primer equipo profesional de la ciudad del acueducto y el Lupe ya está arriba de una patrulla. Por defender los vidrios del vehículo en que arribó al estadio, no sólo no verá el encuentro, sino que tendrá que pagar una sanción administrativa.

Después de que un compañero fue detenido, el resto de los integrantes de la Resistencia van en busca de los que agraviaron su transporte y los ponen en fuga. Los rojiblancos y los queretanos se trenzan en una pelea mímica, en una lucha inofensiva donde se tiran su clica.

"¡No corran!, ¡no corran!", les grita el "Canicas", quien recibió este apodo porque dicen que sólo tiene caicos en la cabeza.

Pero cautos los cinco integrantes de La Reja, le imprimieron velocidad a sus pasos y se perdieron entre la gente.

"Es que vienen y nos provocan. Para que se meten con nosotros si ya saben que sí le entramos", decía otro integrante de la barra queretana.

Al fin, la mayoría de seguidores del Querétaro entró al estadio. Los que pudieron pagar los 190 pesos ingresaron a la parte baja. Los que se colaron entre las filas, subieron a la Zona C.

Hoy sólo fueron unos cristales rotos y un detenido. Pero las medidas siguen sin funcionar adecuadamente. Siguen sin entrar los trapos a los estadios, hay más vigilancia a los alrededores del Jalisco, pero la violencia no termina.

Ayer los Gallos perdieron 2-0, y el "Lupe" no pudo presenciar el duelo, de nada sirvió hacer planes para ver a su equipo, pues en lugar de ver un partido de futbol, estuvo en la Procuraduría esperando que sus compañeros pagaran los 200 pesos de multa.

[mt][foto: Mexsport]

Newsletter MT
Suscríbete a nuestro boletín de noticias deportivas.
No te pierdas
×