Nada sirve si no cae el gol

Esta vez, el Gobernador Fidel Herrera Beltrán llegó temprano. Hasta bajó al campo antes de iniciar el partido y también concedió entrevistas.
 Esta vez, el Gobernador Fidel Herrera Beltrán llegó temprano. Hasta bajó al campo antes de iniciar el partido y también concedió entrevistas.

Diego Hernández Tejeda | MEDIOTIEMPO (Corresponsal)Estadio Luis "Pirata" Fuente. 10 de Marzo del 2007

  • Suenan España o Galindo para dirigir a los Tiburones

Esta vez, el Gobernador Fidel Herrera Beltrán llegó temprano. Hasta bajó al campo antes de iniciar el partido y también concedió entrevistas.

Confiaba que los escualos podían salir adelante después de haber estado una semana concentrados en Xalapa, fuera del bullicio y la ciudad.

Los jugadores de los Tiburones Rojos salieron faltando 6 minutos para el inicio del encuentro, ovacionados por cerca de 15 mil espectadores.

Al momento se escuchó el Himno a Veracruz.

Salieron los Potros de Hierro y Gustavo Biscayzacú, a quien añoran en el puerto, por sus goles, fue recibido con aplausos por la gran mayoría.

Biscayzacú, se dio tiempo para saludar a la banca escuala.

Apareció otro inspector autoridad: Enrique Borrego.

Esta vez si hubo porras; en el lado norte una de los escualos y en la sur, otra pequeña del

Atlante, pero eso si, no aparecieron mantas.

Terminó la primera parte, sin goles, pero si abucheos.

Se colocaban los escualos cuando Bermúdez marcó el gol que a la postre significó el triunfo para el Atlante y la tercera derrota al hilo de Veracruz.

Enseguida llegaron los cánticos de la porra del Veracruz.

La camiseta del TiburSe debe transpirarSi no, no se la ponganVáyanse y no roben más

Los minutos pasaban y llegaba el gol de los Tiburones Rojos.

En el minuto 83, el Gobernador Fidel Herrera Beltrán sacó su celular e hizo una llamada: en el palco se hablaba que era para Benjamín Galindo o Miguel España.

Faltaban tres minutos para el final y la gente empezó a salir.

En el minuto 90. Saque de esquina, la gente le pidió al portero Jorge Bernal que se fuera a rematar, pero no pasó nada, y en un contragolpe José Cárdenas pudo hacer el 2-0, sólo que su disparo se fue apenas a un lado del arco desguarnecido.

Y ya no hubo más. Sólo el silbatazo de Jesús Fabricio Morales. Después, lo más seguro, fue las gracias para Emilio Gallegos.

[mt][Foto: S.Ramírez/MEXSPORT]

Newsletter MT
Suscríbete a nuestro boletín de noticias deportivas.
No te pierdas
×