Sí, al Pumas-Chivas le faltó el gol, pero sin duda fue agradable

Fue una tarde agradable, un partido intenso que si bien frustró todos los conatos de festejo, sí dejó a los aficionados satisfechos con lo mostrado por sus equipos; pero sobre todo fue una tarde...
Fue una tarde agradable, un partido intenso que si bien frustró todos los conatos de festejo, sí dejó a los aficionados satisfechos con lo mostrado por sus equipos; pero sobre todo fue una tarde en la que el futbol fue como debe ser, un juego que una vez
 Fue una tarde agradable, un partido intenso que si bien frustró todos los conatos de festejo, sí dejó a los aficionados satisfechos con lo mostrado por sus equipos; pero sobre todo fue una tarde en la que el futbol fue como debe ser, un juego que una vez

Walter González | MEDIOTIEMPOEstadio Olímpico de CU, 11 de Marzo de 2007

  • Una tarde de real futbol

Fue una tarde agradable, un partido intenso que si bien frustró todos los conatos de festejo, sí dejó a los aficionados satisfechos con lo mostrado por sus equipos; pero sobre todo fue una tarde en la que el futbol fue como debe ser, un juego que una vez que termina, puede traer abrazos, sonrisas, tranquilidad y un regreso tranquilo a casa.

Las gradas de Ciudad Universitaria lucieron lo más llenas que la seguridad permitían; había dos claros provocados por las medidas preventivas pero el resto estaba copado. Se marcaba la presencia de la afición de Chivas en la cabecera contraria al marcador electrónico pero en realidad había en varios sectores una sana convivencia de aficiones con playeras entremezcladas sin ninguna oposición.

Así… así eran los Pumas-Chivas antes de la llegada de Vergara, partidos muy buenos, con gran pasión en la cancha, estadios llenos pero sin contrariedades en la tribuna. Ahora, como las palabras del mandamás rojiblanco tienen que regirse por las mismas medidas antiviolencia que se aplican a los espectadores y el resultado fue magnífico con un estadio lleno, cantos y porras sin cesar y cero altercados.

El partido fue muy bien jugado, los dos equipos bien aplicados y concentrados, perfectamente plantados en el campo, con un primer tiempo muy tenso y disputado y una segunda mitad que por momentos tuvo tintes espectaculares.

Pumas trabajó muy bien el primer tiempo, evitó que Chivas aprovechar la velocidad con un pressing en todo el campo que por poco les deja premio con tres balones que robó Scocco, pero que no pudo definir; los universitarios tenían el mérito de plantar muy bien a sus laterales y evitar los desbordes visitantes. En tanto, el Rebaño presionó al cierre y por poco encuentra las redes cuando el "Rorro" salió como colgado de una liana en un centro aéreo pero el cabezazo se quedó en la parte de arriba del travesaño.

En la segunda mitad llegaron las emociones. Primero Palencia punteó en el área un balón que quién sabe cómo no se metió y luego las miradas se fueron al otro lado con el show del "Rorro". Chivas supo ponerle a un hombre a Israel Castro para obligarlo a moverse al centro y por ahí el Rebaño se creó una avenida. Bravo llegó tres veces mano a mano con el arquero universitario pero con achiques inteligentes Rodríguez se convirtió en el héroe puma salvando su arco de manera espectacular.

El "Tuca" acomodó a su equipo y de nuevo los universitarios se fueron al frente. El juego estaba parejo pero Pumas supo con disparos de media distancia, cimbrar el arco Michel. Primero fue Jehu Chiapas que iba a meter el gol de su vida con un disparo potentísimo que se estrelló en el poste a la derecha de Michel con una violencia inusitada y ya cerca del final, el CU se quedó a nada de explotar cuando Israel Castro le pegó cruzado desde fuera del área pero al mismo poste que Chiapas había ya despostillado minutos antes.

Los últimos 15 minutos Chivas valoró el empate y se echó 10 metros atrás en el campo sin descartar el contragolpe pero con la firme intención de no recibir gol. Los gritos de "Bofo-Bofo" sonaron más cuando Bautista estaba en la banca, pues ya en el campo el 100 rojiblanco estuvo muy bien custodiado.

Lo que sí es que el visitante debió quedarse con un hombre menos pues Alberto Medina, desesperado por la marca le reclamó al árbitro con una mentada de madre pintadita, bien amplia, clara para todo el estadio, pero contradiciendo la decisión de la semana pasada cuando al "Parejita" lo echaron por lo mismo, Gasso sólo lo amonestó y seguro provocó que Aarón Padilla hiciera un berrinche tremendo pues apenas el miércoles pasado había citado a todos los medios para aclarar que "los ademanes no caben en el futbol"… ¿y ahora qué hacemos Don Aarón?

Ricardo Ferretti definió bien el partido en la conferencia de prensa luego de aceptar la buena tarde del "Rorro" y las oportunas intervenciones de Michel y los postes. "El marcador es justo por lo que ambos equipos hicieron en la cancha, si alguno hubiera conseguido llevarse la victoria tal vez podría haber argumentado que el resultado era injusto".

Al final del duelo la cancha era un mar de abrazos. Jugadores de ambos equipos que han coincidido en los mismos planteles en torneos anteriores se saludaron y platicaron en un gesto ejemplar del futbol. Ellos jugaron a tope, pero después tuvieron la gallardía de felicitar al rival, en esta ocasión no sintieron la necesidad de esconder el abrazo para el vestidor, lo mostraron abiertamente en la cancha y claro, esto se reflejó en los aficionados de ambos equipos que abandonaron el Olímpico de CU con una tranquilidad y alegría que ojalá se vuelva crónica.

[mt][foto: A.Cuevas/MEDIOTIEMPO]

Newsletter MT
Suscríbete a nuestro boletín de noticias deportivas.
No te pierdas
×