Impiden a aficionados de Tigres llegar a Torreón

Un grupo aproximado de 100 integrantes de la barra Libres y Lokos" vieron truncado su traslado a La Comarca Lagunera, al ser detenidos en la entrada a la ciudad de Torreón, a donde se dirigían,...
Un grupo aproximado de 100 integrantes de la barra Libres y Lokos" vieron truncado su traslado a La Comarca Lagunera, al ser detenidos en la entrada a la ciudad de Torreón, a donde se dirigían, sin boletos, para el partido de Tigres ante Santos en el esta
 Un grupo aproximado de 100 integrantes de la barra Libres y Lokos" vieron truncado su traslado a La Comarca Lagunera, al ser detenidos en la entrada a la ciudad de Torreón, a donde se dirigían, sin boletos, para el partido de Tigres ante Santos en el esta

MEDIOTIEMPO | Agencias14 de Marzo de 2007

  • Algunos aficionados continuaron solos

Un grupo aproximado de 100 integrantes de la barra Libres y Lokos" vieron truncado su traslado a La Comarca Lagunera, al ser detenidos en la entrada a la ciudad de Torreón, a donde se dirigían, sin boletos, para el partido de Tigres ante Santos en el estadio Corona.

 Los seguidores de Tigres viajaban distribuidos en un par de autobuses, que por disposición de seguridad pública fueron detenidos, con el fin de averiguar si contaban con sus accesos comprados.

Al no presentarlos, las autoridades los obligaron a retornar a Monterrey, con la finalidad de cumplir la medida de la Federación Mexicana de Futbol (FMF), al no permitir que la porra del visitante acuda a apoyar a su escuadra.

Sin embargo, algunos aventurados decidieron bajarse y trasladarse por su cuenta con ayuda de algunos automovilistas que circulaban por la carretera, pero al llegar al Corona, se toparon con la reventa a 250 pesos por un boleto que no pasaba de los 100, circunstancia que por falta de recursos económicos los dejó fuera.

"El plan era trasladarse sin banderas, sin hacer ruido, nada más", comentó Gerardo Rodríguez, aficionado felino que tuvo acceso al recinto con boleto en mano.

"No sé donde los pararon, pero los estaban regresando", expresó el hincha que iba acompañado por su familia.

Mientras tanto, en las gradas de la casa de Guerreros, resaltaban entre 50 ó 60 personas con camisetas amarillas, la mayoría de ellos familiares de los jugadores auriazules.

Antes de comenzar el encuentro, el Jefe del Cuerpo Policíaco indicaba a sus elementos que debían guardar la seguridad de todo el público, revisando que no se arrojaran objetos a la cancha y controlando cualquier alboroto.

[ntx][foto: Mexsport]

Newsletter MT
Suscríbete a nuestro boletín de noticias deportivas.
No te pierdas
×