Los felinos vencieron por la mínima diferencia a los Guerreros

Un precavido Tigres venció esta noche al Santos de Torreón por 0-1, en partido correspondiente a la Jornada 10 del Clausura 2007.
Un precavido Tigres venció esta noche al Santos de Torreón por 0-1, en partido correspondiente a la Jornada 10 del Clausura 2007.
 Un precavido Tigres venció esta noche al Santos de Torreón por 0-1, en partido correspondiente a la Jornada 10 del Clausura 2007.

Agustín Cuevas | MEDIOTIEMPOEstadio Corona. 14 de Marzo de 2007 ante una buena entrada

  • Restrepo marcó el único tanto
  • Santos no aprovechó la caída de los Gallos

Un precavido Tigres venció esta noche al Santos de Torreón por 0-1, en partido correspondiente a la Jornada 10 del Clausura 2007.

El conjunto felino se fue al frente en el marcador al minuto 9 gracias a un golazo de Javier Restrepo, quien sacó un balazo de derecha que se metió en el ángulo superior derecho del marco de González.

A partir de ese momento, el conjunto dirigdo por Mario Carrillo se dedicó a defender la ventaja y fue en la segunda mitad cuado sufrieron más para preservarla, pero al final salieron bien librados de su visita a La Comarca.

PRIMER TIEMPO

El inicio del encuentro fue para el conjunto lagunero, que logró apoderarse del esférico para buscar ofender desde el primer minuto. Así llegó el primer susto para Cirilo Saucedo, quien observó con angustia como un tiro lejanísimo de Oribe Peralta estuvo muy cerca de meterse en la meta del portero mexicano.

Al minuto 9, un balazo de pierna derecha por parte del cafetero Javier Restrepo rompió el cero con violencia, incrustándose en el ángulo superior izquierdo del arco defendido por González, quien apenas atinó a lanzarse al darse cuenta de la inminente caída de su meta.

Cuando corría el minuto 18, el lagunero Peralta volvió a poner en acción a Saucedo con un tiro cruzado de pierna derecha que, con poco ángulo, amenazó la zona protegida por el arquero felino; del otro lado, la actividad para el guardameta santista también era intensa, pues Saavedra, tras llevarse a Castillo, sacó tiro-centro que González tuvo que sacar con las uñas por encima de su travesaño.

Con la ventaja en el marcador, los Tigres pudieron dominar las acciones, pues sin desesperarse lograron impedir que los avances santistas se tornaran peligrosos gracias a la buena presión que ejercían lejos de su propia área. Pese a la buena marca del rival, Santos no dejaba de intentar, pero era evidente la falta de profundidad de sus atacantes a la hora de ir al frente.

Así llegó el final de la primera mitad, en la que los felinos fueron mejores debido a que el  tempranero gol obtenido por Restrepo les permitió jugar con tranquilidad y paciencia.

SEGUNDO TIEMPO

Muy pronto en la segunda mitad, el cuadro de Torreón revirtió la mala actuación del primer lapso y se fue con todo en busca del empate. Por derecha, pro izquierda y por el centro lograban llegar al área felina, que lucía repleta de jugadores amarillos, sobre todo cuando al minuto 51, el DT Mario Carrillo sacó al atacante Aldo de Nigris para meter a zaguero Nicolás Ruvacaba.

Fue al minuto 63 cuando tembló con mayor fuerza el área norteña, pues el “Lorito” Jiménez se quedó solo para rematar un centro de Ludueña, pero luego de un pique extraño del balón, el cabezazo del argentino se fue apenas a un lado del poste ante la mirada preocupada de Saucedo.

La tónica del partido no cambió demasiado en los siguientes minutos, con un Santos volcado al frente y con un Tigre oculto en su propia cueva. Sin embargo, poco a poco el cuadro visitante dejó de verse incómodo en el campo, se ordenó en defensa y esperó al rival con paciencia y ubicación. Al frente dependía de la solitaria lucha de Francisco Fonseca y de la movilidad de Juan Pablo García, recién ingresado por Jaime Lozano.

Con este movimiento, el cuadro de Carrillo ganó aire y ya no tenían que amontonarse en su área para defender la ventaja mínima, sino que ya podían hacerlo con un poco más de espacio y tiempo. Esta situación fue acabando con el ánimo del equipo verdiblanco, que en los últimos minutos no pudo aparecer al frente, dejando ir una buena oportunidad de salir del fondo de la tabla porcentual luego de que esta misma tarde el Querétaro cayera ante el Atlante.

ARBITRAJE

Bueno de Jorge Eduardo Gasso. Pese a que exageró en el diálogo con los jugadores, el silbante salió bien librado de La Comarca. No permitió que su asistente lo cruzara al marcar un fuera de lugar inexistente debido a que la jugada venía de un saque de banda.

[mt][Foto: O. Martínez/MEXSPORT]

Newsletter MT
Suscríbete a nuestro boletín de noticias deportivas.
No te pierdas
×