América 1 - 0 Chivas

LAS ÁGUILAS VUELVEN A GANAR UN CLÁSICO
LAS ÁGUILAS VUELVEN A GANAR UN CLÁSICO
 LAS ÁGUILAS VUELVEN A GANAR UN CLÁSICO

LAS ÁGUILAS VUELVEN A GANAR UN CLÁSICO

Sergio Álvarez Reiset | MEDIOTIEMPOEstadio Azteca, 17 de Marzo de 2007 ante una buena entrada

  • Villa hizo su segundo gol del torneo y tercero del año

Una vez más se cumplió la máxima de que el equipo que llega en mejor nivel al Clásico no lo gana.

Y es que las Águilas del América, que venían de tres juegos sin ganar, acabaron con casi tres años de resultados adversos ante las Chivas del Guadalajara al derrotarlas por la mínima diferencia gracias a un gol de cabeza de Germán Villa y al menos tres vistosas y precisas atajadas del arquero Guillermo Ochoa.

Sin la presencia de Cuauhtémoc Blanco y ante un Coloso de Santa Úrsula que no estuvo a su máxima capacidad, el cuadro de Coapa volvió a marcarle gol al Rebaño Sagrado tras dos años de sequía, y fue Germán Villa, un americanista de toda la vida, quien logró esta anotación.

Las Águilas lograron ganar nuevamente previo al duelo que encararán el próximo miércoles ante el Banfield de Argentina correspondiente a la Copa Libertadores, y de paso, se afianzaron en el primer lugar del Grupo 1 con 17 puntos, con mejor diferencia de goles que Tigres pero con un partido más que los felinos. Por su parte, el Rebaño se quedó con 18 puntos en el duro G1 y rompió una racha de 6 partidos sin caer.

PRIMER TIEMPO

Lo que quedó claro desde un inicio es que América y Chivas no pensaban escatimar propuestas ofensivas en esta edición del Clásico.

El más evidente fue la del Rebaño Sagrado que arrancó con un irreverente planteamiento que por momentos dejaba únicamente a su línea de tres centrales muy abiertos e igual número de atacantes, cuando Ramón Morales y Diego Martínez desbordaban por sus respectivas bandas.

La atrevida estrategia parecía ser la adecuada para los visitantes toda vez que la primer jugada de peligro fue con un centro de Adolfo Bautista que remató Omar Bravo para que el balón se estrellara en el poste izquierdo, luego en las piernas de Ochoa para regresar a la cabeza de Bravo quien contrarremató para que ahora la pelota rozara el travesaño y saliera del campo.

Sin embargo, pese a lo vistoso de la propuesta Chiva, las Águilas también mostraron su mejor rostro con en comparación con lo mostrado en los últimos tres encuentros de liga, donde cayeron ante Monterrey, empataron contra Cruz Azul sin goles, además de caer con Pachuca.

Un tiro de media distancia de Alejandro Argüello con intenciones de anidarse en el ángulo fue el preámbulo del primero de las Águilas. Y es que al menos en la primera mitad el América no resintió la baja de Cuauhtémoc Blanco por lesión, gracias a la técnica de Juan Carlos Mosqueda y la buena tarde que tuvo Germán Villa, quien previo a su gol, regaló a los asistentes un pase de taquito muy al estilo del diez americanista.

El gol de cabeza de Villa, tras un forzado y espectacular centro de volea de Salvador Cabañas al minuto 23, significó para los de Coapa poder romper la maldición de no anotarle a las Chivas desde el 13 de Marzo de 2005, en el Clausura de aquel año, donde en encuentro terminó con empate a tres.

Aunque no por el gol las Chivas bajaron la guardia, ya que Omar Bravo metió un derechazo frente al arco que alcanzó a desviar Guillermo Ochoa al 35, en la segunda jugada más clara para el cuadro visitante hasta ese momento.

El tanto de Villa, combinado con el acierto de Ochoa, enfriaron ligeramente al Rebaño y con ello vino el recato en la vistosa propuesta ofensiva que había mostrado hasta el momento.

El planteamiento de Tena no fue sorpresivo, ya que aunque se le vio una cara muy distinta al equipo, la única modificación en el once inicial fue el ingreso de Luis Fernando Saritama por el Campeón Sub-17 Enrique Esqueda.

Para la parte final del primer tiempo, el silbante Marco Antonio Rodríguez no señaló una aparente falta sobre Óscar Rojas dentro del área sin amonestarlo por la presunta simulación. Y para cerrar con emoción los primeros 45 minutos, Ismael Rodríguez amagó con hacer un autogol que no sucedió gracias a los reflejos de Guillermo Ochoa.

SEGUNDO TIEMPO

No en su totalidad, pero definitivamente bajó la intensidad del Clásico para el complemento. Los gritos de ¡Ole! de la afición tapatía no se volvieron a hacer presentes y fue hasta ese momento cuando las porras americanistas despertaron.

Si bien nunca se bajó por completo la guardia, el Rebaño se encontró con una sólida defensa, con Diego Cervantes como el más destacado y quien por cierto sentó al titular Duilio Davino, pero sobre todo con la certeza y habilidad de Guillermo Ochoa, quien al minuto 66 le desvió de un manotazo un disparo cruzado de Omar Bravo quien dio la media vuelta sobre la marcha tras un pase filtrado.

Discreta pero precisa, así podría definirse la participación de Alejandro Argüello en el medio campo de las Águilas, porque si bien ahora no hubo individualidades, todos los jugadores del América estuvieron concentrados.

El ligero dominio del Rebaño cambió de lado, caso similar al que ocurrió en el área técnica de las Águilas, ya que Luis Fernando Tena dejó momentáneamente su lugar para que su hermano se encargara mantener la dosis de motivación necesaria para los jugadores.

Así como le ocurrió el fin de semana pasado ante Rogelio Rodríguez de los Pumas, en esta ocasión Omar Bravo tampoco pudo doblegar al arquero rival, ni con disparos, como el del minuto 80, que parecía gol cantado y al final fue contenido por Ochoa.

Y como la mayoría de los Clásicos, éste acabó con la polémica de un supuesto empujón de Ismael Rodríguez al "Maza" Rodríguez, cuando el jugador del Rebaño ingresaba solo al área americanista; al final, parece que fue una jugada bien apreciada por el silbante pues no se alcanza a ver claramente algún desplazamiento.

Espectacular o no, el Clásico América-Chivas provocó gritos, sonrisas y tristeza a los aficionados que se presentaron en el Estadio Azteca.

ARBITRAJE

Regular de Marco Rodríguez, se comió un claro penal sobre Oscar Rojas en el primer tiempo y en el segundo, quedó la duda de un supuesto empujón en el área americanista que parece ser un clavado. El resto lo llevó bien.

[mt][foto: C.Palma/MEXSPORT]

Newsletter MT
Suscríbete a nuestro boletín de noticias deportivas.
No te pierdas
×