Ni los brujos de Catemaco evitaron la zarandeada al Veracruz

Ni la presencia de los seis brujos más importantes de Catemaco evitaron la debacle de los Tiburones Rojos de Veracruz.
 Ni la presencia de los seis brujos más importantes de Catemaco evitaron la debacle de los Tiburones Rojos de Veracruz.

Diego Hernández Tejeda | MEDIOTIEMPO (Corresponsal)Estadio Luis "Pirata" Fuente. 31 de Marzo del 2007, ante una buena entrada

  • El "Chaco" fue ovacionado

Ni la presencia de los seis brujos más importantes de Catemaco evitaron la debacle de los Tiburones Rojos de Veracruz.

El Gobernador, Fidel Herrera Beltrán invitó a los Brujos, Maestro Félix Oceguera, Pedro Azamar Díaz, Carlos Baxin Cruz, Micaela Abraján, Francisco Fonseca, José Antonio Oceguera y Andrea Machucho para que estuvieran en su palco y dieran toda la vibra positiva para que los Tiburones Rojos pudieran ofrecerle un buen resultado a los cerca de 15 mil aficionados que se dieron cita en el estadio Luis “Pirata” de la Fuente para este compromiso ante el líder Pachuca.

Sin embargo, no surtió efecto.

Y ya en el encuentro a medida que los goles iban cayendo en la portería de Jorge Bernal, los aficionados se le volteaban a los escualos, los abucheaban y gritaban, y coreaban cada jugada de los Tuzos del Pachuca.

El "Chaco" Giménez, quien jugó con el Veracruz, en los torneos Apertura 2004 y Clausura 2005, y que se había declarado “hincha” de los Tiburones Rojos, no celebró ninguno de sus dos goles y, cuando fue sustituido por Juan Carlos Cacho, en el minuto 75, recibió una estruendosa ovación de los veracruzanos.

Con el quinto gol de la tarde, precisamente de Giménez en el 72, la afición se metió fuerte con el equipo y gritó, "fuera…fuera…fuera…fuera" al técnico Aníbal Ruiz y, en el 80 comenzaron a salirse del estadio.

Ya no hubo goles, y llegó el final.

Nuevamente, la gente que quedaba en el estadio, gritó de todo a los jugadores y Cuerpo Técnico del equipo veracruzano.

Por cierto, había pasado una hora y los jugadores de los Tiburones Rojos no habían salido del vestidor, por pena o por no dar la cara a la prensa y, sobre todo, a los aficionados que siempre reclaman fuerte sus actuaciones.

En fin, una derrota más, tercera con Aníbal Ruiz en el banquillo. Por lo mismo, corrieron a Emilio Gallegos. Habrá que esperar si se mide con la misma vara o el uruguayo termina este desastroso torneo con Veracruz.

[mt][foto: S. Ramírez/MEXSPORT]

Newsletter MT
Suscríbete a nuestro boletín de noticias deportivas.
No te pierdas
×