Roces entre Cruz Azul y su afición

Los jugadores del Cruz Azul han afirmado más de un par ocasiones que su afición está contenta con los resultados y el futbol del que La Máquina se ha valido para ser protagonista en el Torneo...
 Los jugadores del Cruz Azul han afirmado más de un par ocasiones que su afición está contenta con los resultados y el futbol del que La Máquina se ha valido para ser protagonista en el Torneo Clausura 2007.

Karina Xicotencatl | MEDIOTIEMPOCiudad de México, 2 de Abril de 2007

  • Sabah explotó contra un visitante

Los jugadores del Cruz Azul han afirmado más de un par ocasiones que su afición está contenta con los resultados y el futbol del que La Máquina se ha valido para ser protagonista en el Torneo Clausura 2007.

A pesar de los encuentros en casa en donde han ganado en cuatro ocasiones y del tercer lugar en la Tabla, son pocos los seguidores celestes que realizan el gasto para aplaudir y/o abuchear a su equipo.

Tan gastada está la relación entre las dos partes, que incluso los gritos de un aficionado hacen reventar la tensión en los jugadores abriendo paso al enojo.

Este mediodía en las instalaciones de La Noria, Miguel Sabah explotó contra un visitante que observaba el entrenamiento en la tribuna junto a unos 30 seguidores, hombres, niños y mujeres.

Sabah erró un remate a la portería en el ejercicio que estaban realizando en la cancha, cuando se escuchó: "Ya baja una Sabah". De inmediato el delantero celeste arremetió contra el aficionado con groserías, sin identificar de quien se trataba, invitándolo incluso a bajar a la cancha para solucionar sus diferencias.

Ante este acontecimiento, Isaac Mizrahi, pidió que se retiraran los visitantes de las gradas para continuar con el entrenamiento. Minutos después, el estratega afirmó que no escuchó nada, pero que por respeto a su trabajo y a sus jugadores, solicitó que la afición saliera.

"Yo realmente no escuché, a mí me lo comentaron pero creo que la gente debe de tener un respeto, aquí en Cruz Azul los jugadores intentan hacer lo mejor posible para obtener la victoria y deben de tener un respeto".

"Si es un verdadero aficionado al venir aquí tiene que apoyar, no gritar nada, por eso siempre se les pide silencio para que respeten al jugador, porque un jugador no entra al campo a fallar, intenta colaborar para que el equipo gane, pero no puedes venir aquí a gritar cualquier cosa", consideró el entrenador.

Lo cierto fue que los seguidores aguantaron fuera de las instalaciones de Xochimilco más de dos horas de pie, pagaron $40 pesos para ingresar al salón de la fama y ver a lo lejos a sus ídolos. Con tristeza y resignación, los que pagaron los platos rotos se levantaron de su asiento sin reclamar, abandonando en silencio la zona de entrenamiento.

Al respecto, Alberto Rodríguez opinó que si los aficionados quieren gritar asistan al estadio, sin justificar el comportamiento de Sabah.

"Estamos entrenando y la gente que entra es para ver el entrenamiento no para  gritar, cuando vas al estadio y pagas un boleto puedes gritar lo que quieran, pero aquí estamos en casa y que te vengan a gritar o a faltar el respeto tampoco está bien".

"Uno está entrenando, estás caliente porque no te salió una jugada, no lo justifico pero la gente que viene al entrenamiento viene a eso a visitar".

[mt][foto: O. Martínez/Mexsport]

Newsletter MT
Suscríbete a nuestro boletín de noticias deportivas.
No te pierdas
×