Cuando el Infierno no asusta

El estadio lucía de rojo, más de 20 mil aficionados reunidos por la misma causa. La mayoría, antes de que comenzara el duelo, ofrendaban su vida por un triunfo y eso es digno de rescatar, ya que...
El estadio lucía de rojo, más de 20 mil aficionados reunidos por la misma causa. La mayoría, antes de que comenzara el duelo, ofrendaban su vida por un triunfo y eso es digno de rescatar, ya que en este tiempo morir por una causa es un anacronismo, pero c
 El estadio lucía de rojo, más de 20 mil aficionados reunidos por la misma causa. La mayoría, antes de que comenzara el duelo, ofrendaban su vida por un triunfo y eso es digno de rescatar, ya que en este tiempo morir por una causa es un anacronismo, pero c

Juan Téllez | MEDIOTIEMPO (Corresponsal)Estadio Nemesio Diez. 4 de Abril de 2007

  • La gente reclamó los malos resultados

El estadio lucía de rojo, más de 20 mil aficionados reunidos por la misma causa. La mayoría, antes de que comenzara el duelo, ofrendaban su vida por un triunfo y eso es digno de rescatar, ya que en este tiempo morir por una causa es un anacronismo, pero cuando empezó el encuentro todo cambió. Los mismos 20 mil coreaban las pocas, jugadas de peligro de los rojinegros y le daban la espalda a los Diablos.

La Bombonera era el centro de las emociones de toda la ciudad, todo Toluca estaba con sus héroes, pero, lejos de que fuera el Atlas el rival en turno había asuntos que solucionar entre los pupilos de Américo Gallego y su gente.

El Toluca de Enrique Meza, ya hubiera querido una entrada como la esta noche, pero hay que analizar que un estadio lleno o casi lleno no asegura apoyo incondicional, pues no estamos en Monterrey.

Los reclamos llegaron casi al mismo tiempo que el silbatazo inicial, las razones se entienden. En todo el Clausura 2007 los Diablos no asustaron a nadie, no han ganado un solo partido en su casa, y la gente está enfadada de esta situación.

El domingo pasado parecía que el divorcio se resolvía, pero el Atlante le dio la vuelta al marcador y venció al Toluca 2-4.

A media tarde, en la altura de Perú se dio una noticia que enfrió a los toluqueños, el Cienciano, goleó al Boca Juniors y el pase a la siguiente fase de la Libertadores se le complicó a los Diablos. En un solo día dos malas noticias bombardeaban a los seguidores de los Choriceros.

El centro delantero del Toluca conforme pasan los partidos demuestra que el número "9" en los dorsales le pesa, pero no hay que echar a la borda el trabajo de todo equipo. Edwin Ávalos entró de cambio y en lugar de resolverle el partido al Tolo, se hizo expulsar en el último instante.

Con los Choriceros al borde de la eliminación, la gente sufrió una nueva decepción. El Atlas vino a cumplir el protocolo defendió el punto y fue el único que ganó esta noche en la Bombonera.

[mt][foto: Mexsport]

Newsletter MT
Suscríbete a nuestro boletín de noticias deportivas.
No te pierdas
×