Jared Borgetti aseguró que es el momento para volver a anotar

Fue el Torneo de Verano en 1997 cuando se registró la marca de goles más baja para el hoy delantero de La Máquina del Cruz Azul, Jared Borguetti.
 Fue el Torneo de Verano en 1997 cuando se registró la marca de goles más baja para el hoy delantero de La Máquina del Cruz Azul, Jared Borguetti.

Karina Xicotencatl | MEDIOTIEMPOCiudad de México, 5 de Abril de 2007

  • No piensa en tirar la toalla

Fue el Torneo de Verano en 1997 cuando se registró la marca de goles más baja para el hoy delantero de La Máquina del Cruz Azul, Jared Borguetti.

Jared vestía la playera de Santos y estuvo lejos de ser el goleador del equipo en esa campaña, el título distintivo fue para un mediocampista, Gabriel Caballero, quien terminó con 13 anotaciones.

Hoy la situación no es muy diferente a aquel torneo, pero habrá que reconocer que Borgetti no cayó con el pie derecho en la institución, ya que pronto fue víctima de las lesiones, lo que lo irremediablemente lo relegó del conjunto celeste y le cortó la inspiración con la que acostumbra jugar.

"Me ha faltado encontrar el gol con Cruz Azul, después de la lesión, no me he reencontrado. A un delantero eso le va bajando las pilas y más en mi caso que obviamente tengo un poco acostumbrada a la gente a anotar, ellos se van desanimando y exigiendo que me saquen del juego, porque cree que ya es momento de anotar y yo también", aseguró el jugador sinaloense.

Si no se repite la historia y los celestes aprietan el paso, estarán presentes en la Liguilla y Jared buscará aprovechar cada oportunidad para superar el momento de la falta de gol, algo que, consideró Borgetti, está afectando incluso a sus compañeros de juego.

"Ni yo he estado al 100 por ciento y tal vez la gente de arriba tampoco, ni Chelito, ni Richard, ni Miguel, no hemos tenido una buena racha. Nos ha costado y nos ha salvado que hemos estado parados muy bien atrás y nos alcanza con un gol y estamos conscientes que nos falta más arriba".

NI PENSAR EN TIRAR LA TOALLA

El compromiso con la playera es grande, también lo es convertirse en un  imprescindible en La Máquina. Si bien dos goles son pocos para un jugador que es bien conocido por su peligrosidad a nivel selecciones, Borgetti afirma que no piensa tirar la toalla, ni en Cruz Azul, ni en el Tricolor.

"Te soy sincero no ha pasado por mi cabeza el pensar que no le estoy ayudando al equipo, los compañeros y el técnico, me tienen una gran confianza y respaldo, y eso me fortalece más y me compromete más".

"Mi productividad ha sido muy mala, no tiene caso mencionar las cosas que le he dado al equipo porque no tienen la repercusión que tienen los goles y por eso, dentro del grupo me siento bien y todavía falta, quedan cuatro fechas, la Liguilla y veremos".

[ntx][Foto: Mexsport]

Newsletter MT
Suscríbete a nuestro boletín de noticias deportivas.
No te pierdas
×