Chivas no pudo, Tecos no quiso

Es una práctica que se está volviendo muy común en el equipo rojiblanco, sacan el resultado a lo Chivas, es decir, con lo justo.
 Es una práctica que se está volviendo muy común en el equipo rojiblanco, sacan el resultado a lo Chivas, es decir, con lo justo.

José Anguiano | MEDIOTIEMPO (Corresponsal)Estadio Jalisco. Miércoles 11 de Abril de 2007

  • Los aficionados ya se preparan para el Clásico Tapatío

Es una práctica que se está volviendo muy común en el equipo rojiblanco, sacan el resultado a lo Chivas, es decir, con lo justo.

A equipos como el Guadalajara no se le puede especular, mucho menos perdonar, y Tecos jugó a eso cuando tuvo la ventaja.

La presión y el empuje del público, junto con un pequeño esfuerzo del chiverío, cuando éste despertó de su letargo tras los primeros 60 minutos del encuentro, donde no encontró la puerta, la clave para resolver sus dificultades.

Tecos sigue siendo víctima de sus propios problemas, no sabe sostener un encuentro, aún teniendo la ventaja necesaria para sumar los tres puntos.

En el campamento de Guadalajara, cuando hay un compromiso importante el fin de semana, pero previo a ello, siempre hay otro encuentro por cumplir a media semana, siempre evitan profundizar en el encuentro importante, para darle importancia al próximo e inmediato.

Lógico, la afición no siempre piensa igual, y en la Legión 1908, las gargantas comenzaban a prepararse para lo que sería el Clásico del sábado ante el Zorro.“El que no brinque es zorro, el que no brinque es zorro”, y el “rojinegro cagón” comenzaban a sonar en la tribuna norte, como cuando el artista ensaya sus temas previo a un magno concierto.

Tecos se puso al frente de manera oportuna, y aunque cumplida la media hora, el Guadalajara había convertido una anotación, Tecos ya se había puesto al frente con dos tantos que silenciaron a los 30 mil aficionados Chivas.

En la parte complementaria, Tecos desperdició situaciones clave, oportunidades que habrían liquidado el encuentro, sin embargo, Guadalajara trataba de alcanzar en el resultado, sin conseguir el objetivo.

La afición, en tanto, que hizo una buena entrada, se notaba preocupada. Por momentos, el silencio reflejaba la preocupación por su equipo que concedía muchas ventajas en la mitad de cancha y que Tecos aprovechaba en los latigazos, pero que en la zona de definición volvían a aparecer los zagueros, o figuraban también, los yerros de los visitantes.

SE VOLVIÓ UN JUGO DE TENSIÓN

Tecos fue víctima de sus impresiciones, de sus errores y del intento de manejo de partido que acabaron por desperdiciar. A un grande como Chivas no se le puede jugar a ser inteligente, y Chivas aprovechó, con Ramón Morales, la ocasión que tanto anhelaban.

Otra vez los Tecos, otra vez ganaban, y de nuevo les llovió sobre mojado, y Chivas llegó con la fortaleza que da poder rescatar un encuentro al final.

[mt][foto: Mexsport]

Newsletter MT
Suscríbete a nuestro boletín de noticias deportivas.
No te pierdas
×