Vuelve a estallar el 'Volcán' con la victoria ante Pachuca

La afición de los Tigres volvió a ser feliz esta noche gracias a la victoria que obtuvo el equipo regio de 2-0 sobre el superlíder Pachuca.
 La afición de los Tigres volvió a ser feliz esta noche gracias a la victoria que obtuvo el equipo regio de 2-0 sobre el superlíder Pachuca.

Dulce Moncada | MEDIOTIEMPO (Corresponsal)Estadio Universitario, 11 de Abril de 2007

  • No festejaban un triunfo desde el 14 de Marzo

La afición de los Tigres volvió a ser feliz esta noche gracias a la victoria que obtuvo el equipo regio de 2-0 sobre el superlíder Pachuca.

La escuadra de Mario Carrillo enfrentó a los Tuzos en duelo pendiente de la Jornada 11 y aprovecharon los errores de su rival para retener los tres puntos.

Si el encuentro era por sí solo atractivo para los seguidores felinos por el choque que tienen ambos conjuntos a raíz de las dos Finales en las que se han encontrado, el momento por el que atraviesa el Pachuca lo hizo más interesante.

Esta noche las familias, los jóvenes y las parejas dejaron de ir al tradicional miércoles 2x1 en el cine, los estudiantes abandonaron las aulas de las escuelas y las seguidoras al futbol pospusieron la telenovela con tal de asistir al Universitario para ver uno de los partidos más esperados de cada temporada.

Aunque al inicio el estadio tenía algunos huecos en sus gradas, poco a poco se fue poblando para registrar, una vez más, un lleno espectacular.

El apoyo de la afición de Tigres fue total desde el principio del partido hasta el final, aunque obviamente fue aumentando conforme los felinos fueron incrementando el marcador.

Motivados por los cánticos de la barra "Libres y Lokos", los más de 43 mil hinchas del equipo auriazul repitieron la dosis que le dieron hace 15 días al arquero de la Selección de Paraguay, Justo Villar, al presionarlo en cada saque de meta; pero la diversiónen las gradas era tan sólo el inicio, ya que en el segundo tiempo varios sectores de la tribuna le gritaban "Calero marica" al colombiano.

Tanta era la efervescencia de la afición local que hasta se dieron el lujo de hacer la famosa ola, de corear "porompom pon, el que no salte es un tuzo maricón".

Desde el 14 de Marzo que la afición no celebraba un triunfo de los Tigres, aunque en dicha fecha fue como visitante ante Santos Laguna; los felinos festejaron la victoria de su equipo en el Universitario luego de un mes y 18 días de no hacerlo, el broche de oro es saber que se le ganó a un equipo que tenía una racha de 13 partidos sin perder, que es el superlider y que, de no ser por la buena noche del arquero Cirilo Saucedo, los Tuzos pudieron llevarse el empate.

Pero el futbol es así, y hoy los Tigres se van tranquilos a dormir con la canción de El Rey de Alfredo Jiménez, pensando ya en el duelo del próximo sábado ante el Necaxa que será muy importante en sus aspiraciones por clasificar.

[mt][foto: A. Acosta/MEXSPORT]

Newsletter MT
Suscríbete a nuestro boletín de noticias deportivas.
No te pierdas
×