Expresan amor a sus colores con trapos gigantes

Su mayor ilusión es tener un trapo gigante, imponente, que luzca e impresione; se pasan semanas haciéndolo, las jornadas para recolectar dinero para la causa son extenuantes, duran horas en...
Su mayor ilusión es tener un trapo gigante, imponente, que luzca e impresione; se pasan semanas haciéndolo, las jornadas para recolectar dinero para la causa son extenuantes, duran horas en encontrar la leyenda que portará y cuando por fin lo sacan, no lo
 Su mayor ilusión es tener un trapo gigante, imponente, que luzca e impresione; se pasan semanas haciéndolo, las jornadas para recolectar dinero para la causa son extenuantes, duran horas en encontrar la leyenda que portará y cuando por fin lo sacan, no lo

Juan Téllez/Staff Guadalajara | MEDIOTIEMPOGuadalajara, Jalisco. Abril de 2007

  • La prohibición no afecta su entusiasmo

Su mayor ilusión es tener un trapo gigante, imponente, que luzca e impresione; se pasan semanas haciéndolo, las jornadas para recolectar dinero para la causa son extenuantes, duran horas en encontrar la leyenda que portará y cuando por fin lo sacan, no lo pueden ver porque están debajo de él.

Para un miembro de una barra, las mantas son tan importantes como para el futbol el balón. Sin una pelota sería imposible que se desarrolle un partido, en los recreos de muchas primarias y secundarias se juega con botes de Frutsi, pero ese es otro tema, para las hinchadas los trapos simbolizan los estandartes que los identifican y perder uno a manos del rival simboliza una derrota, un revés que sólo se logra empatar en el momento en el que lo recuperan. Aunque claro, en la mayoría de los casos, las mantas perdidas no se recuperan.

En Septiembre pasado, en el momento que Chivas saltaba a la cancha para enfrentar al América, desde la parte alta del Jalisco, una telón gigante se deslizaba hasta la primera fila de la Zona A. La bandera más grande del futbol mexicano la estrenaron frente al América; al término del partido las Chivas ganaron, pero surge una duda. ¿De dónde sacaron dinero para financiar esta obra?

Ese noche afuera del Jalisco había más versiones que rutas de camiones. "Se las compraron, para que no se quejaran de la venta del club", decían algunos aficionados del Atlas. "Se las hicieron, ellos no tienen dinero para comprarla", comentaban los miembros de las barras del América.

Del otro lado, las voces eran de triunfo. "Ahí está la bandera más grande de México", "Se quedaron mudos, ¿verdad?", eran las frases impulsadas por la majestuosidad del trapo y el efecto de las cervezas.

Todo comenzó con la inquietud de los aficionados de Chivas, por hacer la bandera más grande del mundo. A través de Internet, "La Insurgencia", una de las barras del Guadalajara, hizo a circular el siguiente correo donde aparece una cuenta bancaria y el nombre del beneficiario con la intención de obtener recursos para su telón.

(El texto está copiado tal cual fue publicado)"Tu puedes hacer reliadad el sueño de todos los Chivas del pais kon tu aportacion y kolaboracion para hacer la bandera mas grande del mundo (proyecto ke la barra LAINSURGENCIA DEL DF) kiere llevar a kabo tu puedes ser parte de esta historia porke chivas se merece esto y mas tu chiva hermano pudes ayudarnos kon aportacion de $$$$ no se kreo ke komprate una chela o una cigarritos te saka mas dinerito y ke mejor ese dinerito aportarlo para la bandera mas grande del mundo hechanos la mano de korazon y tambien te invito a difundir esta informacion a todo los chivas del pais para mas informacion klavate ala pagina web insurgente no te kedes kon las ganas tu puedes ser parte de esta gran proyecto No. De cuenta *****4822 a nombre de: ****** banco "X" si deseas puedes solicitar el estado de cuenta via e_mail"*, éste es el mensaje original, no se le corrigieron las faltas de ortografía, sólo editamos el número y beneficiario de la cuenta y el banco en cuestión; está firmado por La Insurgencia.

José Luis, integrante de La Reja, otra de las barras del Rebaño, mencionó que él estuvo en la colecta para el telón. "Pues cuando jugábamos de visitantes, mucha banda traía sus botes y como en el Teletón, pedíamos cooperación de diez pesos para que se hiciera la manta, y el resultado ahí esta".

EL ATLAS TAMBIÉN

En el encuentro contra Tigres, de la fecha seis del presente certamen los rojinegros estrenaron su telón. Cubría gran parte de la cabecera norte del Jalisco y para su elaboración gastaron cerca de 35 mil pesos y se invirtieron cinco meses.

"Nos dividimos en 29 barrios y cada uno tenía que llevar varios metros de tela, cuando la teníamos toda, se llevó a coser a Zapotlanejo, (Municipio cercano a Guadalajara) y unas horas antes del partido le pegamos las letras.

"El dinero lo conseguimos haciendo colectas, y con el dinero extra que quedaba de los viajes y de las ventas de las camisas de las barras se cubrió todo el efectivo", comentó uno de los líderes de la barra 51, quien pidió anonimato y a lo largo de esta serie llamaremos "S".

"S" tiene ocho años en la barra 51 y pide que los federativos dejen entrar a los estadios las mantas, pues ya son parte del folclore del futbol mexicano.

"No sé por qué siguen con estas prohibiciones, si ya no dejan que vengan las barras visitantes y cuando lo hacen están más controladas, no entiendo por qué no nos permiten meter las mantas, ya nadie te las puede robar ni hay contra quién pelearse. Los trapos tienen que regresar porque son parte del color de los estadios", finalizó.

La pasión es grande y para manifestarla necesitan de telones colosales, en los cuales invierten dinero que no tienen, tiempo que le roban al trabajo o a la escuela, esfuerzos que pocas veces son remunerados, pues cuando por fin lo sacan, no lo pueden ver porque están debajo de él o ahora, con la prohibición de la FMF para ingresar los "trapos" a los estadios, sólo pueden presumirlos fuera del estadio.

[mt][foto: Staff Guadalajara/MEDIOTIEMPO]

Newsletter MT
Suscríbete a nuestro boletín de noticias deportivas.
No te pierdas
×