Vive Monarcas, gana 2-1 y aleja a Pumas de la Liguilla

En un duelo intenso y con un gran amiente en las tribunas, Morelia avivó esperanzas para clasificar a la Liguilla derrotando 2-1 a un compañero del G3, los Pumas, quienes rompieron para mal su...
En un duelo intenso y con un gran amiente en las tribunas, Morelia avivó esperanzas para clasificar a la Liguilla derrotando 2-1 a un compañero del G3, los Pumas, quienes rompieron para mal su racha de empates y llegaron a siete juegos sin ganar.
 En un duelo intenso y con un gran amiente en las tribunas, Morelia avivó esperanzas para clasificar a la Liguilla derrotando 2-1 a un compañero del G3, los Pumas, quienes rompieron para mal su racha de empates y llegaron a siete juegos sin ganar.

Alberto Ramos | MEDIOTIEMPOEstadio Morelos, 14 de Abril de 2007 ante un lleno

  • Morelia supera a Pumas en el G3
  • Pumas dominó por lapsos, pero llegó a siete sin ganar
  • El arbitraje, bastante malo

En un duelo intenso y con un gran amiente en las tribunas, Morelia avivó esperanzas para clasificar a la Liguilla derrotando 2-1 a un compañero del G3, los Pumas, quienes rompieron para mal su racha de empates y llegaron a siete juegos sin ganar.

Un gol al minuto 3'; de Rey sorprendió a Pumas que a pesar de eso, lograron dominar el balón la mayor parte del tiempo aunque extremadamente chatos al frente; en cambio Morelia, aunque le costaba manejar la pelota, cuando lo hizo aprovechó los titubeos defensivos de la visita y fue letal.

El arbitraje quedó muy corto con relación al intenso duelo y Héctor Manuel Gómez Ponce no tuvo las tablas para llevarlo por el buen camino y acabó hecho un lío, lleno de errores aunque eso sí, afectando a los dos equipos.

Con este resultado Morelia desplaza a Pumas y asalta el tercer lugar del G3 con 19 puntos y en este momento estaría clasificando al Repechaje como décimo general.

PRIMER TIEMPO

Apenas arrancaba el partido y en una jugada aislada Morelia abrió el marcador. Fue un saque de banda que parecía de rutina pero al cobrarse bastante largo el "Pikolín" se vio sorprendido y techado por lo que Rey quedó con ventaja en el área. El colombiano, con la marca encima de Palacios, sacó un disparo cruzado, que iba chorreado pero eso sí, muy colocado al poste contrario para un 1-0 rarísimo apenas al minuto 3.

Después del gol fue el visitante el que se adueñó de la pelota. Pumas la manejaba, ganaba mucho en el medio campo pero carecía de profundidad; desbordaba bien pero al llegar al área los centros encontraban muy pocos delanteros en el área.

Así, como Pumas no conseguía terminar sus jugadas con remates al arco, Morelia no sufrió de más y aunque se tardó en emparejar la posesión del esférico, cuando lo hizo no había grandes sustos que lamentar.

Ya para la media hora de juego, Monarcas adelantó líneas y le puso oposición a Pumas en el medio campo. El juego se emparejó y aunque el local probaba con disparos de fuera del área, consiguió tocar la puerta al 31’ cuando Leyva se paró frente a Bernal con una gran finta sobre Verón, pero su disparo quedó muy cerca de las manos del portero puma que tapó perfecto y luego la defensa complementó despejando.

Ya con el juego parejo, Pumas se encontró con su primera gran oportunidad de empatar el marcador cuando al 38’, Jehu Chiapas falló un cabezazo solo ante el arco tras gran jugada y centro del "Parejita" desde la derecha.

Como ambos equipos apretaban el medio campo era obvio que se desarrollaban muchos roces, pero realmente todo se agravó porque el silbante Héctor Manuel Gómez Ponce comenzó a tarjetear sin entender las circunstancias del juego. Así, con muchas discusiones y corajes innecesarios, con ambos equipos afectados por el arbitraje terminó el primer tiempo sin nada más que contar.

SEGUNDO TIEMPO

Con el pequeño detalles de que no hubo gol tempranero, la parte complementaria fue muy similar a los primeros 45 minutos. Pumas tomó el control del esférico e intentó una, otra y otra vez, careciendo de profundidad.

Pese a que el marcador estaba a su favor, Morelia no estaba logrando desarrollar su futbol y eso le incomodaba, lo desesperaba un tanto y provocaba los constantes gritos y corajes del "Fantasma" Figueroa.

Al minuto 55, Moisés Muñoz le quitó a Palencia lo que parecía el empate, sacando la pelota del rincón a su derecha tras una media vuelta del Paco, pero el mayor susto para los michoacanos llegaría al minuto 66’, aunque también de ahí saldría la jugada que les permitió ganar el partido.

Así pues, al 66’ Leandro sacó un impresionante y sorpresivo balazo desde lejos que fue a estrellarse directo al travesaño y luego picó exactamente en la línea de gol para regresar al campo; la jugada parecía gol, pero la pelota, caprichosa, se negó a entrar. Sin embargo, ese rebote lo tomó Morelia y armó un contragolpe que obligó a Bernal a achicar casi hasta la línea del área grande para evitar la anotación y luego la defensa sacó a corner.

Fue en ese corner, segundos después de que Pumas ahogó el grito de gol, que Morelia definió el partido anotando el 2-0. Arce cobró desde la esquina y Wilson Tiago se adelantó apenas al "Pikolín" logrando desviar la pelota con la punta del zapato para que rozara la cabeza de Palacios y se fuera al fondo de las redes al 67’.

En el momento en que Pumas parecía dominar con mayor claridad el partido, Monarcas les hizo el segundo y aunque los visitantes siguieron insistiendo, ya meter dos goles fue una misión imposible.

Sin embargo, el cierre fue emotivo pues Íñiguez, delantero universitario surgido de Morelia, que había entrado al campo casi al mismo tiempo que el gol michoacano, logró prender un rebote en el corazón del área para provocar el gol que acercaba a los Pumas. Aunque el silbante se lo dio a Íñiguez, realmente el gol fue de Scocco quien fue el último en rozar la pelota casi por accidente antes de que esta cruzara la línea de gol. Fue el 2-1 al 73’.

Moisés Muñoz fue factor, pues Pumas estuvo muy cerca al 76’ con un disparo de media distancia que iba directo al ángulo, pero el portero michoacano lo sacó con una gran atajada sobre su derecha. Un minuto después, en una jugada polémica, Scocco estuvo a punto de concretar en el área pero un achique bravo del portero Muñoz le estorbó y aunque no tocó la pelota, se llevó con las manos al delantero universitario, eso sí, en una jugada muy futbolera.

Todavía Pumas tuvo una al 84’ cuando Verón remató de cabeza en el corazón del área a centímetros del arco de Moisés Muñoz. En tanto, Morelia aprovechaba los espacios para crear algunos contragolpes que tampoco acabaron en las redes.

ARBITRAJE

Bastante malo, más bien, incompetente de Héctor Manuel Gómez Ponce quien fue superado ampliamente por el juego. Errores por todos lados, comenzó a sacar tarjetas muy baratas y luego, a la hora de la verdad, se guardó las importantes. Impreciso, muy pero muy nervioso, adoptó una actitud de desgano que no le ayudó en nada. Se le fue una retención clarísima cuando Solano retrasó la pelota a Muñoz y este, ante la presión de Chiapas, atrapó el esférico al 12’ en un obvio error de concentración y atención, luego dejó correr un empujón de Verón en el área puma que muchos pedían como penal y lo mismo hizo en la segunda parte cuando Moisés Muñoz se llevó entre las manos a Scocco en una salida temeraria.

[mt][foto: R.Ascencio/MEXSPORT]

Newsletter MT
Suscríbete a nuestro boletín de noticias deportivas.
No te pierdas
×