Y se hizo la luz para Chivas

Gumaro cumplió años un día ante del Clásico, su único deseo era, según dijo a sus amigos, que sus Chivas ganaran el Clásico Tapatío y Medina junto al "Maza" le hicieron realidad su sueño.
Gumaro cumplió años un día ante del Clásico, su único deseo era, según dijo a sus amigos, que sus Chivas ganaran el Clásico Tapatío y Medina junto al "Maza" le hicieron realidad su sueño.
 Gumaro cumplió años un día ante del Clásico, su único deseo era, según dijo a sus amigos, que sus Chivas ganaran el Clásico Tapatío y Medina junto al "Maza" le hicieron realidad su sueño.

José Anguiano | MEDIOTIEMPO (Corresponsal)Estadio Jalisco, 14 de Abril de 2007

  • El público Chiva fue mayoría

Gumaro cumplió años un día ante del Clásico, su único deseo era, según dijo a sus amigos, que sus Chivas ganaran el Clásico Tapatío y Medina junto al "Maza" le hicieron realidad su sueño.

Gumaro y su novia, acompañados de otros cientos en la parte alta del Jalisco, gozaban la catarsis creada en el Coloso de la Calzada Independencia, gracias a la victoria del Guadalajara, festejaban y brincaban, haciendo cimbrar por completo en las alturas del inmueble. Mejor regalo no pudo tener.

En el Jalisco hubo sobrecupo; cuando se dice que no cabe nadie más en las tribunas es literal, y en los pasillos del coloso hay, como en cada partido de este tipo, una gran cantidad de personas en los pasillos, ya que todos los asientos disponibles se encuentran ocupados.

Llamó la atención la presentación del sonido local al Guadalajara, pues siendo el visitante, igual recibió el adjetivo de "el equipo más popular de México", mientras que al equipo de Rubén lo recibió como "La Furia"; en este aspecto, por lo menos, no hubo el mínimos signo de hostilidad para el rival, sino que, por el contrario, hubo flores para Chivas. FUEGO Y PAPEL La combinación resultaría imposible de darse, tendría resultados catastróficos. En esa misma medida sería el encuentro directo de las barras de los dos equipos, en el encuentro de esta noche, pues mientras Atlas recibió a su equipo en la cancha con mucho fuego y bengalas, la hinchada del chiverío dio la bienvenida a los suyos con montones de papeles que se arrojaron desde la parte alta de la tribuna popular. "BOFO, BOFO" Con el arranque del complemento, el público comenzó a presionar al técnico de Chivas, solicitándole el ingreso de Adolfo Bautista, mientras que el ídolo atlista, el de El Salto, Daniel Osorno, ya estaba en la cancha, ingresando nuevamente por el sacrificado de costumbre de Romano: Manuel Pérez. SE LES VENÍA LA NOCHE Para el complemento, Guadalajara fue quién comenzó a tambos batiente, poniendo a los aficionados al borde del asiento, sobre todo con la acción del "Maza" Rodríguez, quien disparó de bolea en un tiro de esquina, que pasó cerca del arco de Rodríguez. Y EL JALISCO EXPLOTÓ Se veía venir, tarde o temprano tenía que caer el invitado, de la mano de Alberto Medina, la explosión del Jalisco se hizo sentir. Con el gol y la celebración de la gente, quedó evidenciado que la mayoría en la cancha era de Chivas, mientras, los de Atlas veían la celebración de los Rojiblancos, entre ellos, la de Gumaro. TODO SE ACABÓ El remate de cabeza de Javier Rodríguez dentro del área sentenciaba el final de un encuentro en el que Chivas dominó, en el que se demostró que acaban pesando los planteles y sus componentes, en el que no basta el esfuerzo, la cábala, la entrega; sino que hay que contar con los elementos necesarios para ganarlo. Las voces se unían en un solo canto: "Ay, ay, ay, ay, Zorro no llores", emulando el "Cielito Lindo".

Y justamente, para los de Chivas, el cielo se despejó, salió la luz, y se acabó el cansancio, se acabaron los pretextos, porque a final de cuentas, el paso importante hacia la clasificación quedó en segundo plano, ya que lo importante era ganar, y se sostuvo la jetatura.

Al final, y a pesar de la restricción de la autoridad para que los de Chivas se quedaran media hora más en el interior del estadio, a Gumaro nunca se le borró la sonrisa, la cual le permanecerá en el rostro durante mucho tiempo, y es que, un regalo así no tiene precio.

[mt][foto: V. Straffon/MEXSPORT]

Newsletter MT
Suscríbete a nuestro boletín de noticias deportivas.
No te pierdas
×