Sacrifican deseo de Liguilla por sus descansos

Los Tecolotes se encuentran en una etapa crítica para sus aspiraciones en lo que resta de la campaña. Su situación en el grupo se ha complicado, a pesar de que en el plantel piensan que las cosas...
Los Tecolotes se encuentran en una etapa crítica para sus aspiraciones en lo que resta de la campaña. Su situación en el grupo se ha complicado, a pesar de que en el plantel piensan que las cosas se han hecho bien y que van por buen camino, la realidad es
 Los Tecolotes se encuentran en una etapa crítica para sus aspiraciones en lo que resta de la campaña. Su situación en el grupo se ha complicado, a pesar de que en el plantel piensan que las cosas se han hecho bien y que van por buen camino, la realidad es

José Anguiano | MEDIOTIEMPO (Corresponsal)Zapopan, Jalisco. 17 de Abril de 2007

  • Su principal objetivo está cumplido

Los Tecolotes se encuentran en una etapa crítica para sus aspiraciones en lo que resta de la campaña. Su situación en el grupo se ha complicado, a pesar de que en el plantel piensan que las cosas se han hecho bien y que van por buen camino, la realidad es que la clasificación dejó de estar a su alcance, y ahora necesitan otros resultados para poder aspirar de manera directa a la Liguilla.

El equipo cuadriculado ha dejado sendas oportunidades de meterse en la pelea directa, pues a pesar de que durante cuatro encuentros empataron de forma consecutiva, y en todas por el mismo marcador (2-2), los empates ya no le sirven tanto, ya que fuera de casa no han podido conseguir los tres puntos.

Sin embargo, fue su actuación en su casa la que los puso en la vereda de las esperanzas, pero no han podido aprovechar todas las chances que han tenido de sumar en patio ajeno.

Hoy, los emplumados necesitan favores de otros, pues las cosas en su grupo no son del todo sencillas: el cuadro zapopano es cuarto lugar de su grupo con 19 unidades, teniendo por arriba al Atlante con 21 puntos y a San Luis con 23, teniendo pendiente el último duelo de la campaña ante los de Raúl Arias.

Sin embargo, en lugar de dedicarse a trabajar en los errores que han cometido, y que no les permitieron sumar las unidades que se dejaron en el camino, Tecos se toma hasta dos días y medio de descanso, para comenzar a planear su encuentro de la semana próxima.

Este tipo de descansos son planeados así por el estratega Darío Franco, quien aprovecha este tiempo para irse a descansar a Morelia, y por lo visto, le exprime a los días el mayor tiempo posible, con los entrenamientos vespertinos, casi nocturnos.

Dichas prácticas no son nuevas en el feudo universitario, ya que durante todo el torneo siempre se le ganan algunas horas al reloj, mandando el primer entrenamiento de la semana casi a horas de la noche, ya que generalmente se comienza a las 18:00 horas, cuando menos.

Este tipo de relajaciones, fomentadas por el Cuerpo Técnico, quizá formen parte de una serie de factores que no permitan a los universitarios mejorar en sus deficiencias que, hoy por hoy, tienen al equipo en la orilla de la eliminación.

Si bien, el principal objetivo del equipo ya quedó resuelto, que era la problemática del descenso, Tecos ya tiene varios torneos en que no clasifica a la Liguilla, y hoy está al borde de quedarse otra vez a verla por TV.

[mt][foto: A. Cuevas/MEXSPORT]

Newsletter MT
Suscríbete a nuestro boletín de noticias deportivas.
No te pierdas
×