Miembros de las barras, capaces de morir por unos colores: Psicólogo

Terminó el Clásico Tapatío y unos jugadores se abrazaban, otros se saludaron y otros, días después se intercambiaron palabras con el entrenador del otro equipo. Pero hasta ahí. En las tribunas fue...
 Terminó el Clásico Tapatío y unos jugadores se abrazaban, otros se saludaron y otros, días después se intercambiaron palabras con el entrenador del otro equipo. Pero hasta ahí. En las tribunas fue al contrario. Aún no pasaban cinco minutos de que el encue

Juan Téllez | MEDIOTIEMPO (Corresponsal)Guadalajara, Jalisco. miércoles 18 de Abril de 2007

  • Recalcó la sociopatía como uno de los casos

Terminó el Clásico Tapatío y unos jugadores se abrazaban, otros se saludaron y otros, días después se intercambiaron palabras con el entrenador del otro equipo. Pero hasta ahí. En las tribunas fue al contrario. Aún no pasaban cinco minutos de que el encuentro se había acabado, cuando los enfrentamientos, las peleas y las turbas montoneras se daban gusto contra uno o dos del equipo contrario.

Alejandro Rosado, Psicólogo que tiene su consultorio en Guadalajara, ofreció sus puntos de vista sobre estos grupos de animación a los que llamó tribus.

"Lo que pasa es que las barras son un buen caldo de cultivo para las sociopatías, o conductas antisociales, que son derivadas de ciertos trastornos de las personalidad, que ocurren en toda cultura y especialmente en ésta".

Rosado, quien tiene más de 20 años laborando como analista social, recalcó que cada caso es diferente, pero la mayoría tiene patrones símiles.

"Hay elementos comunes: Violencia contra el niño de parte de los padres sistemática en los primeros diez años de vida; un rechazo afectivo regular; esto genera en los chicos una tremenda insensibilidad hacía el prójimo. La sociopatía consiste básicamente en la falta de consciencia del daño al otro. Es decir, el sociópata piensa: Yo necesito lograr este objetivo inmediato por un interés inmediato y no me importa, por encima de quién tenga que pasar".

Alejandro manifestó que este fenómeno no es una moda y que el que piense que será pasajero está en un error.

"No creo que sea moda, es uno de los signos del deterioro y erosión de la civilización. Puede empeorar. Esas creencias que se construyen a partir de la publicidad, los manipulan hasta llegar a la cárcel y son capaces de morir por unos colores".

Ojalá que los jóvenes de las barras se contengan y pongan todas sus fuerzas en alentar a su equipo, como muchos lo hacen y no usar a la barra de pretexto para hacer disturbios.

[mt][foto: Mexsport]

Newsletter MT
Suscríbete a nuestro boletín de noticias deportivas.
No te pierdas
×