Pachuca le puso hielo a la Final de CONCACAF

Pachuca los enfrió. Su estilo y su manera de jugar congelaron la fiesta que se avecinaba ante la victoria parcial del Guadalajara. Como en muchas ocasiones, los hidalguenses se salieron con la...
Pachuca los enfrió. Su estilo y su manera de jugar congelaron la fiesta que se avecinaba ante la victoria parcial del Guadalajara. Como en muchas ocasiones, los hidalguenses se salieron con la suya, y como pista de hielo, congelaron la cancha, pero tambié
 Pachuca los enfrió. Su estilo y su manera de jugar congelaron la fiesta que se avecinaba ante la victoria parcial del Guadalajara. Como en muchas ocasiones, los hidalguenses se salieron con la suya, y como pista de hielo, congelaron la cancha, pero tambié

José Anguiano | MEDIOTIEMPO (Corresponsal)Guadalajara, Jalisco. Martes 18 de Abril de 2007

  • La vuelta será el 25 de Abril
  • Fueron detenidos integrantes de la barra tuza

Pachuca los enfrió. Su estilo y su manera de jugar congelaron la fiesta que se avecinaba ante la victoria parcial del Guadalajara. Como en muchas ocasiones, los hidalguenses se salieron con la suya, y como pista de hielo, congelaron la cancha, pero también, en cierta medida, a la tribuna del Guadalajara, con el empate a dos en el juego de ida de la Final de Campeones de la CONCACAF.

En los alrededores del Jalisco, el ambiente oriental pesaba, ya que se veían algunos aficionados que portaban "vinchas" con leyendas escritas en japonés; obvio, la gente de Chivas ya pensaba en Japón, pero antes tenían que despachar a Pachuca.

Sin duda que este compromiso genera expectación a nivel internacional, ya que, el ganador de esta serie irá al Mundial de Clubes en el lejano oriente, en Diciembre próximo; en Japón se enterarán de lo que ocurrió esta noche en el Jalisco, ya que un medio nipón cubrió el evento: Daisuke Shindo, periodista de Funroots international estuvo al pendiente del cotejo.

La entrada fue bastante buena, pero no para el nivel de una Final  de éste carácter. Aproximadamente 40 mil asistentes en las tribunas, y toda la gente metida con su equipo.

Pachuca fue quien se puso al frente, con el gol de Cacho, e hizo celebrar  a un nutrido grupo de integrantes de la barra ultra tuza –alrededor de cien-, que gritaron el gol entre lluvia de cerveza y otras cosas, sin embargo, minutos después, éstos mismos generaron incidentes en la tribuna, y la policía local, aún aturdida por las críticas vertidas durante esta semana por los lamentables hechos post-Clásico, no se tentaron el corazón y se llevaron detenidos a cerca de siete integrantes de la barra tuza.

Sin embargo, cerca de final de la parte inicial, Omar Bravo puso a festejar desde antes a la gente con el contragolpe que le tocó culminar con un golazo en el disparo al arco de Calero. La gente lo gritó como si se tratara del gol del campeonato, y la catarsis del público con el segundo gol rojiblanco se daba al 65';.

La ovación de la noche se la llevó Omar Bravo cuando correspondió al mochiteco salir de la cancha. La gente se le entregó en aplausos al líder goleador de Chivas, y el propio jugador correspondió a la ovación con un aplauso, pero también con su gol.

Sin embargo, Marvin Cabrera puso hielo sobre la cancha y la tribuna, con su gol al 37';, que lo gritó con un solitario aficionado al Pachuca en la tribuna baja poniente, rodeado de insultos de la parcialidad local.

[mt][foto: R. Ruiz/MEXSPORT]

Newsletter MT
Suscríbete a nuestro boletín de noticias deportivas.
No te pierdas
×