Demasiado tarde, pero el Diablo ganó en el Infierno a los Rayados

Los Diablos Rojos del Toluca vencieron por la mínima diferencia a los Rayados de Monterrey en el último encuentro del Clausura 2007.
 Los Diablos Rojos del Toluca vencieron por la mínima diferencia a los Rayados de Monterrey en el último encuentro del Clausura 2007.

Héctor Cruz | MEDIOTIEMPO (Enviado)Estadio Nemesio Díez, ante una entrada regular

  • Iván Castillejos hizo el gol
  • Edwin Ávalos se fue sin anotar en el torneo

Los Diablos Rojos del Toluca vencieron por la mínima diferencia a los Rayados de Monterrey en el último encuentro del Clausura 2007.

Los locales ya a nada aspiraban, salvo a darles el primer y último triunfo a su afición en la Liga, mientras que Monterrey tenía posibilidades remotas de ir a la Repesca si acaso hubiera ganado, pero además, Santos y Querétaro deberían perder o empatar.

Toluca terminó el torneo llegando a 19 unidades, en el fondo del Grupo 3, mientras que los regios concluyeron con el mismo número de puntos en el quinto lugar del sector 2, en una campaña para olvidar para ambas instituciones.

PRIMER TIEMPO 

Como era de esperarse y pensando en la Libertadores, Américo Gallego prefirió no arriesgar a sus mejores elementos ofensivos, menos cuando ya nada se jugaban en el último partido del Clausura 2007, por lo que dejó en la banca a Sinha y Vicente Sánchez para este duelo ante Monterrey.

Por su parte, los Rayados amanecieron con la suerte de su lado y después de las combinaciones por los resultados de ayer todavía podían arañar el Repechaje siempre y cuando derrotaran a los Diablos por un marcador  holgado y que Santos y Querétaro no lograran la victoria en sus respectivos duelos.

La Pandilla salió motivada al campo y durante los primeros minutos demostró que vendría por la victoria y que aprovecharía que Toluca no estuviera con su cuadro de lujo. La primera aproximación del encuentro estuvo en los botines de Gracián, quien al minuto 8 controló el balón fuera del área, hizo un amague para quitarse a un defensa y disparó a la cabaña de Cristante, pero su tiro salió desviado.

Un minuto más tarde, Luis Pérez estuvo también cerca de dar el ansiado gol a la causa regia, cuando dentro del área disparó ante un Cristante vencido, pero Paulo Da Silva, bien colocado rechazó prácticamente en la línea.

El equipo rojo poco a poco fue acomodándose en el terreno de juego y empezó a tener el balón más tiempo en su poder, sobre todo en los botines de De la Torre y Castillejos, pero sin tanta proyección al frente, por su parte, Monterrey comenzaba a desesperarse por no poder acceder al área choricera con claridad.

Al 18’, Luis Pérez de nueva cuenta se encontró con un balón dentro del área mexiquense, pero su remate fue flojo a la derecha del guardameta infernal quien detuvo el balón.

Durante los primeros 30 minutos, los Diablos no habían tenido una sola oportunidad clara ante la meta de Martínez, fue cuando Castillejos entró al área y disparó, pero el portero rayado rechazó el tiro, el rebote le volvió a caer al choricero para esta vez, y con el guardameta vencido, anotó el tanto que ponía a los locales al frente 1-0 justo al decretarse la primera media hora de juego.

Miguel Herrera, cada vez más enojado, viviendo intensamente y protestando todas las jugadas, hizo un cambio ofensivo al 34’, mandó a Rodallega por Severo Meza al campo para apretar en la ofensiva, pero para entonces los locales ya controlaban el encuentro y se mantuvieron así hasta el descanso.

SEGUNDO TIEMPO

En la parte complementaria, el "Tolo" decidió meter a Sinha por Diego de la Torre para afianzar su mediocampo y tener mayor circulación de la pelota en los pies del brasileño, quizás también hizo este movimiento para darle el primer y único triunfo a la afición mexiquense en casa durante el Torneo.

El "Piojo", por su parte, decidió apostar todo en los delanteros y mandó al terreno de juego a Carlos Ochoa por un defensa, Pierre Ibarra, sin darse cuenta que más que rematadores, lo que necesitaba era el control del esférico en la media cancha.

Incluso, Toluca estuvo más cerca de anotar el segundo que los Rayados de tener una clara, como al 52’ cuando Castillejos pudo disparar dentro del área pero el balón fue controlado por Martínez.

El resto del encuentro estuvo trabado en la mitad del campo, con aproximaciones de los regiomontanos pero sin peligro, ya que se mostraron imprecisos en el último toque, además, con el transcurrir del reloj, con la necesidad de anotar dos veces para darle vuelta al marcador, anímicamente se vieron mermados, lo que se trasladó a lo físico.

Al 80’ Gracián tomó un balón en el aire desde fuera del área y su remate pasó muy cerca del poste derecho de los Diablos, en lo que hasta este momento era la aproximación más importante en el segundo tiempo.

Jesús Arellano, cuatro minutos más tarde estuvo a punto de hacer un gol de antología, cuando de espaldas al marco y desde fuera del área, controló el balón, se dio la vuelta y sin ver bombeó el esférico que apenas pasó encima del larguero.

Así fueron los últimos minutos del torneo para ambas escuadras, Monterrey desesperado, impotente al frente, y los Pingos aguantando los embates y tratando de contragolpear.

ARBITRAJE

Hugo León Guajardo, aceptable trabajo en este encuentro, estuvo cerca de las jugadas y aplicó el reglamento con buen criterio.

[mt][foto: D.Leah/MEXSPORT]

Newsletter MT
Suscríbete a nuestro boletín de noticias deportivas.
No te pierdas
×