Alegría lagunera por salvación divina de Santos

El corazón del Estadio Corona latió con mucho más fuerza que a lo largo de todo el torneo cuando se enteró que Atlas le ayudó con el milagro de derrotar a Querétaro y así concederle la tan ansiada...
El corazón del Estadio Corona latió con mucho más fuerza que a lo largo de todo el torneo cuando se enteró que Atlas le ayudó con el milagro de derrotar a Querétaro y así concederle la tan ansiada salvación a Santos Laguna.  
 El corazón del Estadio Corona latió con mucho más fuerza que a lo largo de todo el torneo cuando se enteró que Atlas le ayudó con el milagro de derrotar a Querétaro y así concederle la tan ansiada salvación a Santos Laguna.  

MEDIOTIEMPO | AgenciasEstadio Corona. 29 de Abril de 2007

  • La noticia de la derrota de Gallos comenzó la fiesta

El corazón del Estadio Corona latió con mucho más fuerza que a lo largo de todo el torneo cuando se enteró que Atlas le ayudó con el milagro de derrotar a Querétaro y así concederle la tan ansiada salvación a Santos Laguna.  

El sufrir que parecía eterno y que amenazaba con extenderse 90 minutos más desapareció como por arte de magia gracias a dos toques a la red del uruguayo Nicolás Olivera.  

Primero fue murmullo, después gritos aislados hasta convertirse en una explosión de euforia al confirmar que Gallos Blancos perdía ante Atlas apenas al minuto cinco, en la fecha 17 y última del Torneo Clausura 2007 de la Primera División del futbol mexicano.

Este estallido de alegría se expresó al máximo hasta convertirse en una verdadera explosión que cimbró los cimientos más profundos de este viejo estadio, que parecía rejuvenecer a cada minuto al correrse la voz del segundo tanto rojinegro.  

Los rostros que hace unas horas denotaban confianza, pero a la vez preocupación, sufrieron una mutación de expectativa y ansiedad con un gol de Santos que los hacía respirar más tranquilos.  

La apoteosis de La Comarca Lagunera llegó con el gol de Oribe Peralta al minuto 64, que le dio la ventaja a su equipo y así obligar a los queretanos a darle la vuelta a su partido y una vez más la emoción de los aficionados laguneros se desbordó con el segundo tanto a cargo de Agustín Herrera al 90.  

Lo demás fue puro trámite, pues Santos cerró el umbral del infierno y entró con puertas abiertas a la salvación en el Máximo Circuito.

[ntx][foto: A. Acosta/MEXSPORT]

Newsletter MT
Suscríbete a nuestro boletín de noticias deportivas.
No te pierdas
×