Otro choque de barras... El viento se llevará el olor de la derrota

El dolor era grande, las ganas de desquite mayores. El pleito estaba cantado. Las dos barras se toparían al finalizar el partido y los 350 elementos de la policía sólo intervinieron para separar...
El dolor era grande, las ganas de desquite mayores. El pleito estaba cantado. Las dos barras se toparían al finalizar el partido y los 350 elementos de la policía sólo intervinieron para separar las pequeñas grescas que se armaron en el estacionamiento de
 El dolor era grande, las ganas de desquite mayores. El pleito estaba cantado. Las dos barras se toparían al finalizar el partido y los 350 elementos de la policía sólo intervinieron para separar las pequeñas grescas que se armaron en el estacionamiento de

Juan Téllez | MEDIOTIEMPO (corresponsal)Estadio Jalisco. Domingo 29 de Abril de 2007

  • Fueron 118 los detenidos
  • Los camiones queretanos, roqueados

El dolor era grande, las ganas de desquite mayores. El pleito estaba cantado. Las dos barras se toparían al finalizar el partido y los 350 elementos de la policía sólo intervinieron para separar las pequeñas grescas que se armaron en el estacionamiento del Jalisco.

"Ellos comenzaron los problemas", dijo Francisco Ornelas, Comandante Operativo de la Policía de Guadalajara. Puede ser cierto que La Resistencia, la barra de los Gallos, iniciara los conatos, pero la realidad es que los rojinegros se engancharon y ahí comenzaron los problemas, porque no todos los que fueron alcanzados por las piedras eran miembros de los grupos en conflicto; y por estas razones la familia, de a poco, se aleja de los estadios.

Las piedras volaban por el Jalisco, la gente corría de un lado al otro, se escuchaban gritos y por unos segundos parecía zona de guerra por los números de rijosos de ambos lados y por los más de 300 elementos policiales que resguardaron el encuentro.

La razón por la que los visitantes se sintieron valientes, fue porque arribaron a la ciudad 75 camiones y cerca de 1000 autos particulares; para dar un total de más de 20 mil aficionados queretanos.

Los detenidos, al finalizar el operativo policial fueron 118 pero muy pocos de estos se le comprobarán los delitos. Sólo hay seis de Gallos Blancos que están detenidos por ser sorprendidos cuando contoneaban a uno del Atlas, si después de 48 horas el agredido no presenta la demanda, estos salvajes saldrán y sin pagar fianza.

Varios camiones de los queretanos fueron "roqueados" por miembros de las barras del Atlas y los vidrios se hicieron añicos. Lo único bueno de esta acción, es que el aire entrará a los transportes, los sacudirá el frío y por unos momentos el viento se llevará el olor de la derrota.

[mt][foto: R.Ruiz/MEXSPORT]

Newsletter MT
Suscríbete a nuestro boletín de noticias deportivas.
No te pierdas
×