¡Qué manera de sufrir!

Quien niegue que la historia de Atlas a lo largo de casi 91 años ha sido sufrimiento, y que este se revalida cada ocho días en sus partidos miente, o no conoce de la historia de este equipo.
Quien niegue que la historia de Atlas a lo largo de casi 91 años ha sido sufrimiento, y que este se revalida cada ocho días en sus partidos miente, o no conoce de la historia de este equipo.
 Quien niegue que la historia de Atlas a lo largo de casi 91 años ha sido sufrimiento, y que este se revalida cada ocho días en sus partidos miente, o no conoce de la historia de este equipo.

José Anguiano | MEDIOTIEMPO (Corresponsal)Estadio, Jalisco. 5 de Mayo de 2007

  • Se prohibió la venta de cerveza en algunas zonas
  • Fue dramático hasta el final

Quien niegue que la historia de Atlas a lo largo de casi 91 años ha sido sufrimiento, y que este se revalida cada ocho días en sus partidos miente, o no conoce de la historia de este equipo.

El Zorro volvió a sufrir, como siempre, como toda la vida, y con ello, su público se desesperó ante la poca efectividad de su ataque.

El panorama lucía, en el papel, a modo para concluir la obra que quedó inconclusa en el Estadio Morelos, pero como es costumbre, al equipo de Rubén siempre se le complica lo sencillo, y en otras veces, lo difícil lo hace ver como si cualquiera puede alcanzar las hazañas.

La medida tomada por las autoridades municipales tapatías en relación a la restricción de cerveza en el Jalisco seguía siendo tan cuestionable en la práctica como en la teoría, pues es obvio que prohibiendo el líquido extraído de la cebada en la tribuna norte -donde se ubica la Barra 51 en una gran cantidad- resulta inoperante para controlar actos vandálicos.

Resulta ridículo que el alcohol pueda provocar el desbordamiento de las pasiones en alguno de los cerca de 70 aficionados que vinieron de la capital michoacana, y con la medida perdieron varios miles que, sin deberla ni temerla, se quedaron sin la bebida.

En la cancha, la afición seguía igual de frustrada con los yerros de Jair García al ataque y las desatenciones atrás que provocaban el sobresalto de la parcialidad local, pero en términos generales, el primer lapso dio muy pocas emociones para los simpatizantes del Zorro.

Ya en la parte complementaria, para Romano fue tan pesado sostener a Jair García en el ataque atlista como si se tratara de levantar un auto con las dos manos.

El regiomontano es un eje de ataque tan poco productivo e inoperante al ataque y desperdició una situación clarísima de gol frente a Moisés Muñoz; luego del yerro, todavía tuvo el descaro de pedir el corner, a cualquier otro delantero se le habría caído la cara de vergüenza.Obvio, la tribuna gritó el "fuera, fuera", tan estruendoso que a Rubén no le quedó de otra más que sustituir a García Gamboa por Murguía; cuando Jair abandonó la cancha fue más abucheado e insultado por sus fallas que por su pasado chiva.

Ya en la recta final, el cotejo tomó tintes dramáticos: la carencia de tino de los hombres que van al frente por el Zorro y los llamados a la puerta de Pérez Delgadillo. Si todo salía bien, Los Auténticos Decadentes y su murguero, celebrando la victoria atlista, no tardarían en sonar en todo el Jalisco.

Más dramático, imposible, siempre a lo Atlas. Murguía y Manuel Pérez desperdiciaron las situaciones más claras del encuentro, y pusieron a más de un aficionado a sufrir, como siempre.

En el último suspiro del partido, la gente se entregó con el grito de aliento "Atlas, Atlas", en espera de que el juez central determinara el término de la reclasificación.

El encuentro terminó, y la ilusión de Morelia también, en contraparte, Atlas y su gente soñaban con otra Liguilla, mientras en la cancha, Toño Pérez y Cristian Valdez discutían con los eliminados, ante la intervención de Romano para apagar los ánimos de los derrotados.

Fue un partido sufrido y con un largo final, pues aunado a la desesperación por el término del encuentro, fue también ansia por salir para los barristas, ya que la autoridad ordenó a los aficionados radicales esperar 45 minutos en la cancha, tiempo que bien podría pasar en al cancha como añadido, y ni así habrían convertido un gol los dos equipos.

[mt][foto: V. Straffon/MEXSPORT]

Newsletter MT
Suscríbete a nuestro boletín de noticias deportivas.
No te pierdas
×