Ganando en casa de Tecos, rompe La Máquina su maldición en Liguilla

De la mano de Richard Núñez, quien demostró una vez más que jugar ante Tecos le sienta bien, La Máquina Celeste fue a Zapopan y doblegó por 0-1 al equipo de la Universidad Autónoma de Guadalajara...
 De la mano de Richard Núñez, quien demostró una vez más que jugar ante Tecos le sienta bien, La Máquina Celeste fue a Zapopan y doblegó por 0-1 al equipo de la Universidad Autónoma de Guadalajara y quedó muy cerca de avanzar a Semifinales.

Héctor Cruz | MEDIOTIEMPOEstadio Tres de Marzo, 9 de Mayo ante una entrada sólo aceptable

  • No ganaban en la fiesta desde el Clausura 2004
  • Tecos se vio bajo de nivel

De la mano de Richard Núñez, quien demostró una vez más que jugar ante Tecos le sienta bien, La Máquina Celeste fue a Zapopan y doblegó por 0-1 al equipo de la Universidad Autónoma de Guadalajara y quedó muy cerca de avanzar a Semifinales.

Este triunfo acaba con lo que parecía una maldición sobre La Máquina que ligaba 13 partidos sin poder ganar en la Liguilla, siendo que su último triunfo había sido en Cuartos de Final del Clausura 2004, 2-1 en casa de Jaguares, torneo en donde llegaron a Semifinales y ahí, con Pumas, iniciaron la larga racha negativa.

Núñez, en una gran jugada de técnica y clase, marcó el gol para darle la ventaja al equipo capitalino, mientras que los Tecos por más que lucharon no pudieron concretar una sola de las jugadas, se vieron imprecisos y sin pinta para avanzar a la siguiente ronda. Sólo algunos chispazos de Hugo Droguett emocionaron un poco el ánimo del Tecolote.

Cruz Azul hizo el juego que le convino, práctico y preciso, sin precipitaciones, ni presiones, al parecer producto de la experiencia en Liguillas que acumulan varios de sus jugadores, para obtener traerse un resultado óptimo.

Para el partido de vuelta, el cuadro de la Autónoma de Guadalajara tendrá que vencer por una diferencia de dos goles a los celestes, ya que un empate en el marcador global le daría el pase a Cruz Azul por su mejor posición en la tabla general durante el Clausura 2007.

PRIMER TIEMPO

Fiel a su costumbre de ir a contracorriente, Isaac Mizrahi decidió mandar de inicio a Edgar Andrade, un delantero que sólo actuó 8 minutos en la penúltima jornada durante el Clausura 2007, en lugar de Miguel Sabah.

Los Tecolotes salieron partidos en dos desde el primer minuto del partido, no apareció el hombre que se adueñara del balón en el medio del campo, el que propusiera, controlara, proyectara la ofensiva, por lo que no se auguraba un buen primer tiempo para los de Zapopan.

Además, Cruz Azul se mostró bien parado en la cancha, con el mismo orden que mostró durante casi todas las jornadas del torneo regular, con la experiencia de hombres que han estado en anteriores Liguillas y con la presión de cargar a cuestas, aunque todos lo nieguen, de 13 partidos sin poder ganar en la Fiesta Grande y con 10 años sin coronarse en el Futbol Mexicano.

Desde el minuto 9, la Máquina que pita y pita tocó la puerta, cuando Jared Borgetti desde fuera del área sacó un disparo potente a la derecha de la meta de Jesús Corona, fue el primer aviso.

Muy pronto Cruz Azul entendió que con la ventaja de haber terminado en mejor posición en la general aseguraría su pase a la siguiente ronda en caso de empate global, lo mejor era mantener la pelota y esperar a una genialidad de Richard Núñez, a quien le sienta bien enfrentar al cuadro de la Autónoma.

Al 14’, el zaguero Vilchez, mandó un pase largo filtrado para Núñez por la izquierda, el uruguayo alcanzó el balón, recortó en la línea de meta al "Cheto" Leaño que se pasó de fea forma y disparó potente, pero Corona estuvo atento y rechazó el tiro, la bola le cayó de nueva cuenta al celeste pero su remate ahora se fue por encima del larguero.

Los emplumados por más que intentaron no pudieron circular la pelota con facilidad, tuvieron que recurrir a los pases largos o a las jugadas a balón parado para acercarse a la meta cementera.

Al 15’, en el cobro de una falta por parte del "Pony" Ruiz, Colotto se levantó en el área celeste, hizo contacto con la testa, pero su disparo fue rechazado por el "Conejo" Pérez, ésta fue la llegada más cercana por parte de los locales durante los primeros 45 minutos.

Richard Núñez abrió el marcador en una gran jugada al minuto 31, Torrado le mandó un centro desde los tres cuartos de cancha, Núñez quien estaba apenas dentro de la media luna se acomodó el balón con el pecho y dentro del área paró el esférico con un taconazo, así se quitó al único defensa que había y fusiló sin problemas a Jesús Corona para el 0-1.

SEGUNDO TIEMPO

Darío Franco hizo dos movimientos para la parte complementaria, ambos en el mediocampo, metió a Eder Mishel por Serrano y a Rafa Medina por Víctor González, tratando de adueñarse de esta zona porque durante el primer tiempo estuvo perdida.

Y sus cambios le resultaron, en parte, porque Cruz Azul comenzó a retrasar líneas, en busca de un gol más contragolpe que terminará por matar a los ya heridos Tecolotes.

Los cementeros cedieron la iniciativa a los locales, pero a pesar de merodear el área visitante, los delanteros no aparecieron, ni Lillingston, ni el "Pony", ni Droguett estuvieron en su mejor noche.

Al 65’, Medina por derecha mandó un centro largo al corazón del área, donde Rodrigo Ruiz pudo rematar de aire o de primera intención, pero al tratar de controlar el esférico, los zagueros de la Máquina pudieron desarmarlo.

Cruz Azul se dedicó a esperar, y en cualquier momento parecía que caería el segundo gol, Mizrahi mandó a Pereyra al campo por Andrade, para tratar de dar mejor proyección a los contragolpes.

Si bien Tecos emparejó las acciones y tuvo mayor posesión de pelota que Cruz Azul, el juego se llevó a cabo al ritmo que más le convino a los cementeros.

Todavía Mizrahi hizo su tercer cambio, metió al campo a Sabah por Borgetti, manteniendo su estrategia de esperar el contrataque, sabiendo que Tecos tendría que buscar el empate, para llegar el sábado al Estadio Azul, con mayores posibilidades.

Tecos terminó siendo totalmente predecible y nunca puso en aprietos severos la meta de Óscar Pérez, por lo que todo indica que el sábado Cruz Azul redondeará su obra.

Aunque fue un partido sin muchas emociones, ni futbol vertical o espectacular, Cruz Azul se vio más inteligente y más fuerte, por lo que el marcador fue un fiel reflejo de lo que se sucedió en la cancha.

ARBITRAJE

Jaime Herrera Garduño, regular trabajo del nazareno quien titubeó a la hora de sacar las tarjetas amarillas, lo que ocasionó que hubiera roces entre los jugadores, además le perdonó la roja a Pinto en una plancha sobre Núñez. Sin duda, Herrera ya vivió la Liguilla, caló la situación, aprendió y ya deberá esperar a otro torneo para repetir.

[mt][foto: V.Straffon/MEXSPORT]

Newsletter MT
Suscríbete a nuestro boletín de noticias deportivas.
No te pierdas
×